Trabajadoras domésticas sin IMSS, ¿porque no las dejan?

De abril a junio de 2019, el IMSS ha recibido más de 12,000 solicitudes de afiliación de trabajadoras del hogar
.
 .  (Foto: iStock)

A cuatro meses del programa piloto para afiliar a las trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo más difícil ha sido convencer a la parte patronal. De acuerdo con Soledad Aragón Martínez, titular de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la Ciudad de México, los empleadores aún rechazan pagar la cuota tripartita que les corresponde.

Según la funcionaria, la seguridad social obligatoria podría disminuir las plazas de trabajo para esas empleadas. Por ello, es necesaria la información y sensibilización a la parte patronal, afirmó en entrevista, luego de la presentación del informe Por mi raza hablará la desigualdad.

Dicho estudio fue elaborado por Oxfam México, una confederación de 17 organizaciones internacionales contra la pobreza. La discriminación es uno de los motivos por los que no se les ha querido reconocer sus derechos a las trabajadoras del hogar, señalaron especialistas de esa agrupación.

El programa piloto del IMSS busca crear un esquema de afiliación obligatoria. Pero de abril a junio de este 2019, ese organismo ha recibido más de 12,000 solicitudes de afiliación de trabajadoras del hogar. Pero menos de la mitad le da seguimiento al pago de cuotas, sostuvo. El problema, dijo, son las trabas para darlas de alta y el cobro de la contribución cuando tienen varios jefes.

“La transformación social por la que han pelado tanto tiempo está en riesgo”, sostuvo. De acuerdo con Aragón Martínez, encargada de la política laboral de la capital del país, “lo que está costando más trabajo es llegar a los empleadores, sensibilizarlos sobre los beneficios que pueden tener al afiliar a sus trabajadoras al IMSS”.

Para la funcionaria podría haber un riesgo de disminución de empleo para esas trabajadoras, pues muchos empleadores no quieren pagar su cuota de seguridad social. “Pero para no correrlo estamos haciendo esa campaña de información y sensibilización”, detalló.

Por ahora es un programa piloto, pero será obligatorio, recalcó. Por ello es importante que se conozcan los derechos y obligaciones de ambas partes. “Estamos capacitando a las trabajadoras para que sepan sus derechos laborales, pero también para que mejoren la calidad de los servicios que brindan”.

Discriminación racial y discriminación laboral

Las prácticas de discriminación más recurrentes ocurren en la escuela y el trabajo, de acuerdo con Patricio Solís, investigador de El Colegio de México. Uno de los autores del informe auspiciado por Oxfam, indicó que en el país hay una preferencia por emplear a personas no indígenas o afrodescendientes.

Por ello, pidió que desde el gobierno federal se establezcan políticas “más agresivas” para castigar esa discriminación. No basta con un sistema de denuncias de segregación laboral, apuntó, es necesario que se penalicen ese tipo de conductas.

En su participación, Tania Cruz, coordinadora de Apoyo Solidario por la Equidad, resaltó la brecha laboral entre mujeres y hombres. La activista, quien trabaja con adolescentes, señaló que las niñas de 13 años “ya identifican que cuando sean grandes y trabajen, es muy probable que ganen menos que los hombres por hacer las mismas tareas”.

*Con información de Factor Capital Humano