Qué diferencia al Seguro Social de un seguro privado

Es factible conocer las cualidades de cada uno, para observar las ventajas y desventajas que tienen los asegurados
(Foto: Comunicación Social IMSS)
 (Foto: Comunicación Social IMSS)  (Foto: Redacción)


El Seguro Social es el instrumento básico de la seguridad social, reconocido en la LSS como un servicio público de carácter obligatorio para todo trabajador sujeto al apartado A del artículo 123 constitucional, así como sus beneficiarios. Cubre a los asegurados ciertas prestaciones cuando sufren algún riesgo de trabajo, enfermedad y maternidad, invalidez, muerte, cesantía en edad avanzada y vejez, entre otras contingencias (art. 4o., LSS).

 LEE:  FINALIDADES DEL RÉGIMEN OBLIGATORIO DEL SEGURO SOCIAL

Por su parte, los seguros privados son contratos, en virtud de los cuales una aseguradora se obliga, a resarcir un daño o a enterar una suma de dinero al asegurado (cliente) cuando se verifica alguna eventualidad prevista en el acuerdo celebrado (art. 1o., Ley sobre el Contrato de Seguro).

Es importante diferenciar a ambos seguros, de ahí que a continuación, se enuncien las particularidades de uno frente al otro, según Ángel Guillermo Ruiz Moreno, autor del libro Nuevo derecho de la seguridad social:

IMSS

Seguro privado

Pertenece a la rama del derecho público social, el cual atiende a su naturaleza, alcance, grupos de protección, y financiamiento

Forma parte del derecho privado; el contrato celebrado con las compañías aseguradoras es de naturaleza mercantil

El Seguro Social es un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, que en esencia no tiene actividad de lucro ni la finalidad de obtener ganancias por la prestación de sus servicios

Las aseguradoras son las sociedades mercantiles que ofrecen estos seguros. Estas persiguen fines lucrativos y de especulación mercantil, porque para ellas brindar estos servicios es un negocio

Surge a la vida jurídica en la LSS, que es de observancia obligatoria, de orden público, interés social y de aplicación estricta.

No hay lugar prácticamente a la autonomía de la voluntad de los sujetos obligados, porque contempla prerrogativas irrenunciables

Nace de la contratación hecha por voluntad expresa del interesado.

Se siguen las reglas de los contratos mercantiles y de la teoría general de las obligaciones del derecho privado

Los asegurados son las personas previstas en la LSS como sujetos de aseguramiento

Puede ser cualquier individuo que pague una prima respectiva, sin importar su condición social, solvencia u otras características análogas que lo puedan convertir o no en un buen cliente

El financiamiento se efectúa mediante el pago de cuotas cubiertas en forma tripartita por el Estado, trabajadores y patrones

La prima la cubre directamente la persona interesada o asegurada 

Protege única y exclusivamente a los asegurados y sus familiares

Permite asegurar personas o partes de estas, bienes inmuebles o muebles, animales o eventos tales como: actos de transportación, cosechas, siniestros, e incluso eventos de diversa naturaleza conforme acuerden las partes

Las contribuciones se establecen en cuanto a su monto y periodicidad en la LSS, de manera predeterminada en su tasa y base fiscales

Las primas a pagar se fijan prácticamente por mutuo acuerdo de las partes celebrantes del contrato de seguro

Aun cuando no se cubra en forma oportuna y completa el pago, se brindan las prestaciones económicas y en especie al asegurado y sus beneficiarios

La falta de pago de las primas produce la pérdida del derecho o sus beneficiarios en su caso, a la indemnización respectiva y al seguro mismo

Otorga a pesar de no estar previamente asegurado el trabajador antes del siniestro laboral, las prestaciones a que hubiese tenido derecho de encontrarse afiliado; fincando posteriormente al patrón omiso un capital constitutivo

Si no se encuentran previamente asegurados una persona o un bien, antes de que ocurra el riesgo o percance, no procede ninguna reclamación o pago sobre el particular, pues el aseguramiento no produce efectos retroactivos

Con el Instituto se puede acceder a servicios médicos de buena calidad, aunque los tiempos de espera y la atención del personal no siempre son los mejores.

Por su parte, el seguro privado suele estar centrado en un determinado grupo de hospitales y médicos, con el fin de que los interesados cuenten con un soporte y atención médica de calidad.