Básicos de tu crédito Infonavit

A partir de 2015, todos los créditos se empezaron a otorgar en pesos
.
 .  (Foto: Getty)

Todos trabajadores formales, inscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aportan al sistema de ahorro para la vivienda del Infonavit, con el que después podrán tener acceso a un crédito.

El crédito del Instituto Nacional del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es un préstamo con garantía hipotecaria para adquirir vivienda, nueva o usada, para construir en terreno propio, ampliar o remodelar la existente o bien para pagar la hipoteca de la que el trabajador es propietario.

LEE: INFONAVIT OFRECERÁ NUEVAS MODALIDADES DE CRÉDITO EN 2020

“Solicitar crédito para vivienda al Infonavit es un derecho que tienen los trabajadores de México, establecido en el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal del Trabajo y la Ley del Infonavit” detalla el instituto en su portal informativo

Para definir el monto que presta el instituto, existe la figura de montos máximos de crédito, que es el máximo que puede otorgar. Aunque cabe la posibilidad de obtener un subsidio, ya sea por parte del estado o en la estrategia de “subsidio cruzado” que da beneficios a los trabajadores de bajos ingresos para el pago.

Si bien, de 1997 a 2016 los préstamos se otorgaban indexados a salario mínimo, es decir,  el saldo se revisaba cada vez que se modificaba este indicador, desde 2017 los créditos se dejaron de indexar al salario mínimo tomando como referencia para actualización la Unidad de Medida y Actualización (una) y  a partir de 2015, todos los créditos se empezaron a otorgar en pesos.

Una vez adquirida la hipoteca, el Infonavit envía a los derechohabientes un Estado de cuenta en el que se detalla la información sobre lo que el derechohabiente ha pagado, lo que falta por pagar, la fecha de corte de los pagos, la fecha límite de pago y la tasa de interés aplicada.

“Si el patrón descuenta de la nómina el pago del crédito del trabajador derechohabiente, es decir, a través del Régimen Ordinario de Amortización (ROA), éste recibe su estado de cuenta cada dos meses; si el derechohabiente paga por su cuenta, es decir, a través del Régimen Especial de Amortización (REA), lo recibe cada mes”, explica en el mismo portal.

En caso de que el trabajador no utilice este beneficio a lo largo de su vida laboral, sus aportaciones se quedarán ahorradas en la subcuenta de vivienda, administradas por el Infonavit y podrán ser retiradas.