Trabajadoras domésticas y el reto de los derechos laborales

Lo más difícil, advierten representantes del sector, será cambiar una cultura que impera en México en la que ni siquiera se les ve como empleadas

.
 .  (Foto: iStock)

Sus victorias vienen de la mano de otros desafíos. Las empleadas del hogar lograron en el 2019 seguridad social, reformas a la ley laboral para garantizar sus derechos y la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ahora seguirán luchando porque todo eso no quede sólo en papel.

La primera conquista en el ámbito institucional se dio en el terreno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). En diciembre del 2018 lo que muchos veían como natural, los ministros lo declararon discriminatorio: que los empleadores no estén obligados a inscribir a las trabajadoras del hogar en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El fallo se logró porque en el 2017 una empleada solicitó un amparo, luego de haber sido despedida de manera injustificada. La trabajadora reclamó una indemnización, salarios caídos y prestaciones que, hasta ese entonces, no se le habían reconocido.

La demanda de esa mujer culminó con una sentencia en favor de más de 2.4 millones más que se dedican al trabajo del hogar. La Corte le ordenó al IMSS crear un programa piloto y temporal de afiliación. Y, a más tardar en el 2021, proponer al Congreso las reformas para hacer la afiliación obligatoria y de manera permanente.

En medio de todo esto apareció la película Roma. El drama del director mexicano Alfonso Cuarón se centró en la historia de Cleo, una trabajadora del hogar. El filme, galardonado en el Festival de Venecia y los Premios Oscar, fue aprovechado por las trabajadoras para impulsar sus exigencias.

Programa piloto, ¿y luego qué?

En abril del 2019 el IMSS puso en marcha el programa piloto de afiliación. “Ahora falta que se haga efectivo”, señala desde Guerrero, Petra Hermilo, coordinadora de la Red de Trabajadoras del Hogar en aquella entidad.

Hasta diciembre iban 15,193 inscritas, apenas 0.6% del total. “El reto es que los empleadores acepten inscribirnos. A veces no quieren porque no tienen recursos, pero la mayoría es porque no tiene la voluntad de hacerlo. Será muy difícil cambiar esa cultura”, expone en entrevista.

La red ha documentado tres casos de empleadas despedidas por pedirles a sus empleadores el registro ante el IMSS. “Pase lo que pase, no debemos dudar que merecemos la seguridad social y luchar por ella. Pero convencer de eso a muchas compañeras es otro reto”, agrega.

Prestaciones y agencias de trabajo

En mayo pasado, luego de la presión de grupos de empleadas y de legisladoras aliadas de todas las fracciones parlamentarias, el Congreso de la Unión aprobó una serie de modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) y a la Ley del Seguro Social para reconocer los derechos de este grupo de trabajadoras.

Sin embargo, las reformas a la LFT quedaron incompletas. Por ejemplo, otro punto importante es el acceso a un crédito para adquirir una casa. Mientras la mayoría de quienes cotizan en el IMSS también lo hacen en el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), ellas no lograron obtener ese derecho en 2019.

Lo que sí contempla la reforma es la firma de un contrato, algo que será complicado, ya que según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), 99.2% de estas trabajadoras no cuenta con un documento en el que se especifiquen sus actividades, jornada laboral, prestaciones y vacaciones.

La LFT también ordena el pago del aguinaldo, pero la realidad sigue siendo otra. La red que coordina Petra Hermilo ha comenzado a indagar si las trabajadoras que agrupa lo recibieron. Apenas han entrevistado a 60. De ellas, a 30 se los pagaron y sólo a tres les dieron la cantidad que marca la ley.

Otro reto será cumplir con lo que ordena el Convenio 189 de la OIT. En diciembre de 2019, con ocho años de retraso, el gobierno federal pidió al Senado ratificar el pacto. Los legisladores lo aprobaron por unanimidad. Ahora viene lo importante: adecuar la legislación a lo que ordena ese convenio. Entre otras cosas, deberán poner en regla a las agencias de colocación y proteger a las trabajadoras migrantes.

5 logros laborales del sector

Las trabajadoras del hogar han logrado en el último año una serie de avances para garantizar sus derechos laborales. Éstos son los principales:

1. DICIEMBRE DEL 2018

La SCJN declara discriminatorio que las trabajadoras estén en el régimen voluntario del IMSS. Ordena al instituto crear un programa piloto de afiliación para, gradualmente, incorporarlas al sistema obligatorio.

2. FEBRERO DEL 2019

Llegan a los Premios Oscar. Roma, película de Alfonso Cuarón, quien recibió el galardón a mejor director, revela parte de los problemas laborales que enfrentan, lo que aprovechan para seguir colocando el tema en la agenda nacional.

3. ABRIL DEL 2019 

El IMSS lanza el programa piloto de afiliación para ese grupo de trabajadoras. Abre una plataforma digital para explicar y calcular el pago de las cuotas obrero-patronales.

4. MAYO DEL 2019

El Congreso de la Unión aprueba reformas a las leyes del Seguro Social y del Trabajo, con las que reconocen diversos derechos laborales de las empleadas del hogar.

5. DICIEMBRE DEL 2019

Ratificación del Convenio 189 de la OIT en materia de trabajadoras del hogar. El Senado avala el acuerdo internacional para definir condiciones de trabajo digno para este sector.

Con información de Factor Capital Humano.