Características de ConstruYo del Infonavit

No distingue de niveles de ingreso ni del tipo de propiedad (privada, ejidal, comunal o derivada de algún programa gubernamental)

.
 .  (Foto: Cortesía)

A partir de octubre de 2020 estará disponible el crédito de construcción y remodelación e incluso para la compra de lotes del Infonavit por un monto de hasta 528,000 pesos que podrá formar parte de un segundo crédito del trabajador. 

Esta oferta de financiamiento responde a que la institución detectó que su servicio se orientaba a un modelo de vivienda creado por desarrolladores que excluía las distintas necesidades de las familias en cuanto a vivienda. 

"Un punto central que rompe hoy en día, una política pública en una materia tan importante que es la vivienda que es empezar a entender que la gran mayoría de la población requiere la plena libertad para seleccionar si va a mejorar su vivienda, si lo va a ampliar, va a poner un cuarto más, va a meter un baño extra, que solitos ellos entiendan y hagan de la vivienda lo mejor que se pueda", explicó el secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Óscar Meyer Falcón.

LEE: DE QUÉ VA, EL PROGRAMA “CONSTRUYO INFONAVIT”

Asimismo, detalló que los cambios a las disposiciones normativas que permiten esta libertad también obligan a otras dependencias a modificar su estructura de operación para atender a un sector de la población en México que no requiere vivienda nueva sino otras formas para atender sus necesidades al respecto y desdoblar el conjunto de posibilidades para los trabajadores, sin excluir, subrayó, a quiénes no forman parte de la formalidad. 

El director del Infonavit, Carlos Martínez, aclaró que este programa, si bien se parece al implementado por la administración anterior "Infonavit, tu propia obra" que logró una convocatoria de 72 créditos durante el tiempo que estuvo vigente; ConstruYo remedió las trabas que llevaron al fracaso a su antecesor, como la burocracia excesiva y el intermediarismo "que dañó mucho la concepción de los créditos". 

Las facilidades de este nuevo proyecto son: 

  • otorgamiento sin garantía hipotecaria, el trabajador no tiene que dejar en prenda el inmueble 
  • se da para satisfacer necesidades de vivienda
  • financiamiento de hasta 528,000 pesos 
  • no distingue de niveles de ingreso ni del tipo de propiedad (privada, ejidal, comunal o derivada de algún programa gubernamental)

Para obtenerlo, es necesario: 

  • tener un contrato de trabajo vigente 
  • contar con una anitgüedad de al menos ocho meses con el mismo patrón 
  • no tener un crédito vigente con el Instituto
  • acreditar la posesión segura del inmueble 
  • poseer servicios de agua, luz y drenaje 
  • no ubicarse en zonas de riesgo.

El crédito está disponible en tres modalidades:

  • reparaciones menores, por un monto de hasta 73,000 pesos en un plazo elegible de 24, 36 o 42 meses, en mensualidades fijas 
  • autocontrucción con asistencia técnica, por un monto de hasta 528,000 peses en un plazo de entre 24 o 120 meses
  • autoproducción con constructora, con montos máximos y plazos iguales a la autoconstrucción con asistencia técnica

Al arranque de este modelo, el Infonavit tiene preparado un paquete de 10,000 productos financieros a 2,000 familias que concentrarán su atención en Baja California, Oaxaca, Zona metropólitana del Valle de México, Nayarit, Jalisco, Chiapas y Yucatán.