Obtén tu Seguro de Salud para la Familia

Conoce todos los requisitos para que seas atendido por el IMSS aunque no cuentes con un empleo formal
 Prescripción de medicamentos  (Foto: Redacción)

El denominado Seguro de Salud para la Familia es un servicio que proporciona el IMSS a las personas que no cuentan con algún esquema de seguridad social.

Este se contrata de manera voluntaria por quien será el titular de la cobertura, la cual también ampara al cónyuge o concubino, a los hijos, a los padres del solicitante del seguro, e incluso a los abuelos, nietos y hermanos.

Sus principales características y requisitos son:

  • Para tener derecho a la cobertura de servicios médicos debes pagar una cuota anual
  • Esta erogación la cobra el IMSS por cada miembro del núcleo familiar que se incorpora al seguro, dependiendo de su edad
  • La vigencia de la cobertura inicia el primer día del mes siguiente al de la contratación
  • Para renovarlo, 30 días antes de que llegue el día de su vencimiento, debes manifestar que quieres mantenerte en este seguro

Los servicios a los que puedes acceder con el Seguro de Salud para la Familia son la asistencia médica, quirúrgica, farmacéutica, hospitalaria y maternidad; en este último caso se otorga atención durante el embarazo, el alumbramiento y el puerperio.

Sin embargo, en este seguro el IMSS no cubre todos los padecimientos, de hecho "existen enfermedades preexistentes que impiden su incorporación", o que requieren ciertos periodos de espera, además de procedimientos que quedan excluidos.

Por ejemplo, no se incluyen las cirugías estéticas, la adquisición de lentes o aparatos auditivos, además de los tratamientos para enfermedades crónicas que requieran "control terapéutico permanente".

Con respecto a los padecimientos preexistentes, debes considerar que no puedes adquirir este seguro si tienes alguna las siguientes enfermedades:

  • Tumores malignos, enfermedades crónico degenerativas, complicaciones tardías de la diabetes mellitus, enfermedades por atesoramiento (enfermedad de Gaucher), enfermedades crónicas del hígado, e insuficiencia renal crónica
  • Valvulopatías cardíacas, insuficiencia cardíaca, secuelas de cardiopatía isquémica (arritmia, ángor o infarto del miocardio), enfermedad pulmonar obstructiva crónica con insuficiencia respiratoria
  • Adicciones como alcoholismo y otras toxicomanías, trastornos mentales como psicosis y demencias; enfermedades congénitas y Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o Virus de la Inmunodeficiencia Adquirida Humana positivo (VIH)

Si estás interesado en afiliarte a este tipo de seguro debes acudir a la subdelegación del IMSS que corresponda a tu domicilio con identificación oficial, acta de nacimiento (tuya y de cada familiar que vayas a incorporar), CURP, comprobante de domicilio, y acta de matrimonio si estás casado.

Además debes llenar el formato Afil 05B, Aviso de Inscripción en los Seguros Especiales y un cuestionario médico que te proporcionará el IMSS, los cuales deben contener tus datos y los de cada familiar que vayas a asegurar.

También debes presentar:

  • Un escrito en el que expreses, bajo protesta de decir verdad, que careces de familia, si este es tu caso
  • Comprobante de pago anticipado de las cuotas correspondientes

Si la documentación se presenta de forma correcta y completa, ese mismo día se realiza la incorporación y  podrás hacer uso de los servicios del Seguro a partir del primer día del mes calendario siguiente al trámite, para lo cual tú y tus familiares deben exhibir en la Unidad de Medicina Familiar correspondiente a su domicilio el comprobante de inscripción, los documentos que en su momento se anexaron a la solicitud de inscripción respectiva y dos fotografías tamaño infantil.