No habrá cambios a pensiones y jubilaciones: IMSS

Diversas posturas se contrapusieron en la inauguración de semana de la Seguridad Social, sin embargo todos coincidieron en la necesidad de aplicar reformas
 (Foto: Comunicación Social IMSS)  (Foto: Redacción)

Por Miryam López

El director general del IMSS, Mikel Arriola Peñalosa aseguró que no existe ninguna iniciativa para cambiar el régimen de las jubilaciones y pensiones de los trabajadores afiliados al organismo.

Durante la semana de “las pensiones en México”, el funcionario señaló que el instituto se encuentra entre un panorama de pensiones y la atención médica, principalmente enfermedades crónicas degenerativas. Por ende, presentó el decálogo que propone alcanzar tres principales retos:

1.- “Continuar el financiamiento”. El ajuste financiero que se implementó permitió el ahorro “del 44 % del gasto institucional, es decir a 6,141 mdp y se espera que se alcance un ahorro de tres a casi 10 mdp en los próximos años y el uso de reservas pasó de 8.1 % en 2012 a 2.6 % en 2015”. Asimismo, planea la mejora de la recaudación a 191 mdp de 142 mdp, lo que se traducirá en empleos.

2.- “Simplificación de trámites, modernización de infraestructura y prevención”. Ello permitirá la digitalización de la mayoría de los tramites con el objetivo de que se migre de un modelo presencial al digital”, en 2016 se prevé simplificar 10 trámites, lo que reflejará la calidad de atención del instituto.

3.- “Mejora de servicios médicos”, la implementación de programas y campañas tal como “ser IMSS” pretende construir un ambiente más amigable, ello requiere de políticas internas que la incentiven.

En su oportunidad, los participantes del foro expusieron lo siguiente:

El sistema de pensiones en México se encuentra en un contexto inestable, debido a que 1,200 millones de pesos (mdp) son destinados por parte del IMSS para las pensiones y jubilaciones de los trabajadores afiliados, afirmó el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth.

El director general del ISSSTE, Jose Reyes Baeza Terrazas señaló que el gobierno presta atención a las recomendaciones emitidos por organismos internacionales; sin embargo, la Ley del ISSSTE requiere de modificaciones para que se incremente la capacidad de atención a los trabajadores y no se transgredan los derechos pensionarios.

Por su parte el titular de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) Carlos Ramírez Fuentes, explicó que “el mundo atravesará una transformación demográfica en los próximos 30 años conocido como un “tsunami gris” que obligará a todos los sistemas financieros a modificar sus condiciones por un aumento de la esperanza de vida y una baja tasa de natalidad por lo que un mexicano al cumplir 60 años - tiene una esperanza de vida de 19 años-; y en 2050 se cuadruplicará la atención, habrá insuficiencia de pensiones”.

En la contra del entusiasmo de la “no modificación de las pensiones en el IMSS”, la presidenta de la Comisión de Seguridad Social, Araceli Damián cuestionó “por cuanto tiempo el titular del IMSS no realizará cambios al sistema de pensiones”, debido a que se atienden recomendaciones de organismos internacionales para que se “logre un sistema suficiente para el trabajador, pues se mantiene un interés superior a la reputación de los sistemas y no de la pobreza de los trabajadores”.

Explicó que la desigualdad de las generaciones como la “transitions” tendrá una tasa de recuperación del 56 % al 100 % de su salario percibido en los últimos cinco años; mientras que otros trabajadores solo tendrán una recuperación de entre 26 % y 33 % en el mismo periodo.

Por ello, programas como los de “65 y más” son programas de “clientela”, tal como lo implementó Argentina en su sistema solo aportaron las ganancias para la iniciativa privada, aseveró la diputada.

Así, una reforma como la que postula la OCDE “conllevará un conjunto de pensiones empobrecidos, por lo que tendrían que trabajar hasta la muerte para sostenerse, con la trampa de la falta de empleo”, finalizó.

Asimismo, el titular del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, Doctor Manuel Vallejo Barragán, coincidió en que “se requieren de modificaciones para enfrentar el reto de las pensiones y de la rotación de personal. Pues el índice de rotación es del 40 % y se complica cuando los trabajadores perciben salarios bajos, según datos del seguro Social el promedio de percepción es de 6,000 pesos por lo que un incremento de las aportaciones afectará el poder adquisitivo”.

El dirigente del sindicato del ISSSTE refirió que “las Afore por si solas no pueden resolver el problema, por lo que las modificaciones deberían hacerse con un grupo conformado por 50 % representantes de los trabajadores y 50 % representantes gubernamentales”.

El coordinador general de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, José Antonio Alvarado Ramírez aunado a las opiniones anteriores, sostuvo que “faltan dos aspectos vinculados con la seguridad social derivados del proceso de globalización y del cambio tecnológico, lo que hacen que los mercados laborales a nivel mundial estén en constante cambio y evolución y en consecuencia, la movilidad laboral en aumento”.

Finalmente, explicó que la “Conferencia Interamericana de Seguridad Social propone una visión que articule un sistema de seguridad social sobre la base de un desarrollo productivo y fiscalmente equitativo, el fomento económico y reconociendo los efectos de la innovación tecnológica para enfrentar los desafíos de los objetivos de desarrollo sustentable establecidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015 para ser alcanzados en 2030”.

Por su parte, el representante en México de la fundación Friedrich Ebert, Hans Mathieu, explicó que “el tema de pensiones está caracterizado por una montaña de dilemas y problemas, tal como el dilema demográfico, pues la expectativa de vida es ya casi 80 años, la edad de jubilación se ha aumentado un poco, la contribución es 19.6 % sobre el salario bruto, pero la tasa de reemplazo de las pensiones ha bajado y ha bajado más o menos un quinto. Además de que en América Latina, las pensiones se definen por grupos y no son iguales para todos”.

Finalmente, el director de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo para México y Cuba, Thomas Wissing invitó a promover el desarrollo humano debido a que solo el 27 % de la población mundial tienen acceso a la seguridad social integral; mientras que el 73 % no tienen prestaciones totales.

De igual forma, en México solo tres de cada 10 trabajadores podrán obtener pensiones “dignas”, pero no hay transición segura para llegar a tener “una pensión entre las contribuciones fiscales, aportaciones gubernamentales y aportaciones voluntarias.