Trabajo formal, no está al alcance de todos

Solo 28.5% de informales logran seguridad social al cambiar de trabajo
(Foto: Cuartoscuro)
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

Un trabajador que inició en la informalidad tiene una probabilidad del 70.9% de continuar en esa modalidad al cambiar de trabajo, es decir, solo un 28.5% logró hacer una transición y cotizar en algún instituto de seguridad social en 2015, de acuerdo con la Encuesta de Trayectorias Laborales presentada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar)

Asimismo, se encontró que los trabajadores con un empleo formal IMSS tienen el 68.7% de probabilidad para contratarse nuevamente  y permanecer afiliados. 

“Resulta crítico reforzar las acciones para afiliar a la población al SAR desde una edad temprana pues entre más se posponga el momento de ingresar al mercado formal, más complicado será hacerlo durante la trayectoria laboral de los trabajadores”, resaltó el estudio de la comisión dirigida por Carlos Ramírez Fuentes.

De igual forma, factores como la educación, el sector económico en el que se labora y la región inciden en las diferentes modalidades y en los ingresos promedio de trabajadores, por lo que se requieren programas locales y sectoriales con el objetivo de que alcancen una pensión mínima garantizada.

Por ejemplo, en la región norte y centrosur, viven los empleados con los ingresos promedio más altos y aquellos que viven en la región sureste del país son los que tuvieron las mayores densidades de cotización entre 2010-2015.

-
 -  (Foto: Redacción)

Gran parte de los encuestados (82%) menciona que prefiere tener seguridad social en su empleo, aunque cueste, pero el 68% asegura que ven complicado conseguir un empleo con esta característica.

Además se encontró que la densidad de afiliación es más alta para los trabajadores de mayor escolaridad; así, quienes tienen educación superior ganan 4.68 salarios mínimos, contra 1.97 para quienes tiene educación primaria. En ese aspecto, los hombres tienes un nivel educativo superior al de las mujeres.

Grupos vulnerables

El riesgo para las pensiones es que haya segmentos de la población, como mujeres y jóvenes, que no alcancen las semanas de cotización requeridas para acceder a una pensión mínima, alertó el presidente de la comisión, Carlos Ramírez Fuentes.

Esos dos sectores son los más vulnerables en materia de pensiones ya que, por ejemplo, las mujeres inician una carrera laboral de manera más tardía (22.1 años de edad) frente a los hombres (19.5 años) y cuando dejan un empleo se dedican al hogar.  

La combinación de los siguientes factores refuerzan los retos que enfrentan las mujeres:

  • Cuentan con un nivel educativo más bajo por lo que encuentran trabajos menos calificados
  • Su duración en el empleo es menor y una vez que salen de un empleo, ya sea por razones de maternidad u otras, no vuelven o tardan más en reingresar al mercado.
  • De 120 millones de personas en México en registrados en 2015, 62 millones son mujeres, las cuales enfrentan una importante de vulnerabilidad en materia de pensiones

Otro grupo vulnerable son los jóvenes, que ascienden a 29 millones en un rango de 20 a 34 años, mientras que los menores de 20 años son 43 millones, aunque a lo largo de su trayectoria laboral,  los empleados transitan hacia trabajos más calificados y aumentan los empleos con contrato permanente.

Si deseas conocer más sobre este tema, da clic aquí para entrar al interactivo sobre este tema.

Con información de Notimex y Consar.