Extienden negociaciones azucareras con EU

De acabar el acuerdo, se aplicarán aranceles a importaciones mexicanas
Azúcar
 Azúcar  (Foto: iStock)

(Reuters) - México y Estados Unidos decidieron extender hasta el 5 de junio las negociaciones sobre los acuerdos de suspensión que regulan el comercio de azúcar entre ambos países.

No obstante, si concluyera el acuerdo, se aplicarían grandes aranceles antidumping a las importaciones de azúcar desde México.

La Secretaría de Economía (SE) y el Secretario adjunto de ejecución y cumplimiento del Departamento de Comercio estadounidense, Ronald Lorentzen, admitieron que no fue posible alcanzar acuerdos satisfactorios sobre el tema en la fecha establecida (1 de mayo).

"A pesar de los mejores esfuerzos de todos y muchas reuniones, quedan cuestiones pendientes entre las partes", escribió Lorentzen, y agregó que el acuerdo podría ser terminado si no se alcanza uno nuevo antes de 5 de junio.

Por su parte, la SE informó en un comunicado que "está en la mejor disposición de llegar a una solución negociada que vele por los intereses de los productores y exportadores y asegure un buen funcionamiento del mercado de edulcorantes en nuestra región; sin embargo, (…) las demandas excesivas de los productores y refinadores estadounidenses han impedido que se alcance una solución".

De acuerdo con un documento obtenido por Reuters, a comienzos de marzo México canceló los permisos vigentes de exportación de azúcar a EU para evitar sanciones ante una "absurda" interpretación de convenios que regulan el comercio de edulcorantes entre ambos países; posteriormente, el 10 de marzo ambas naciones iniciaron una nueva ronda de negociaciones sobre exportaciones de azúcar desde el país latinoamericano.

Las cuotas están definidas bajo un pacto comercial de 2014 lo que había puesto fin a una investigación del gobierno norteamericano luego de que granjeros locales y compañías azucareras dijeran que los ingenios mexicanos estaban inundando el mercado local con azúcar barata y subsidiada.

Finalmente, en el último giro en la disputa comercial se acercan fuertes tensiones debido a que el presidente Donald Trump quiere revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para hacerlo más favorable para los trabajadores y empresas estadounidenses.