EU y Canadá con prisa para modernizar TLCAN

Entre roces y ventajas por los lazos comerciales, ambos países buscan la pronta renegociación y la diversificación de los mercados
Tratados internacionales
 Tratados internacionales  (Foto: iStock)

El líder de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, urgió al presidente estadounidense Donald Trump a realizar una pronta modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mantenerlo como un acuerdo trilateral y evitar cualquier alza arancelaria o barrera entre Estados Unidos, México y Canadá.

“El TLCAN es el cimiento de una relación próspera, y mientras nuestra nación inicia el debate sobre su futuro, debemos empezar por reconocer el valor del acuerdo para nuestro bienestar económico”, pese a que los empresarios aplauden la modernización del acuerdo en torno a varios objetivos:

  • primero es no causar perjuicios “no debes desquiciar el comercial anual de 1.3 billones, que cruza nuestras fronteras por el TLCAN”, pues regresar a las tarifas altas y barreras comerciales podría arriesgar millones de empleos estadounidenses;
  • mantener el acuerdo trilateral y no bilateral como lo había propuesto el presidente, ya que hacer este tipo de transición nueva podría interrumpir el comercio con nuevas reglas divergentes -unas para Canadá y otras para México- elevando el costo de los negocios y afectar la competitividad e industrias

Donohue agregó que Estados Unidos debe agilizar la modernización del TLCAN, pues “la incertidumbre sobre el futuro del comercio con Canadá y México deprimiría el crecimiento económico en los tres países. También podría alentar una reacción política que podría dañar nuestros lazos comerciales”; pero, de realizar una renegociación del tratado en términos que plantearon los empresarios tiene el potencial de incrementar los beneficios y limitar los riesgos.

Hasta el momento, la administración no llevó a cabo la formalización de su notificación al Congreso para renegociar el acuerdo, lo que abriría un compás de espera de 90 días, en momentos que el pleno del Senado aún confirmó la designación del representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer.

Canadá propone diversificar mercados

Funcionarios canadienses de nivel federal y provincial instaron a una pronta renegociación acuerdo y a diversificar mercados, ante el inminente cambio del esquema comercial que impulsa el presidente estadunidense.

El ministro de Comercio Internacional de Canadá, Francois-Philippe Champagne, afirmó que “es tiempo de diversificar mercados y ver más allá de los vecinos”.

Por su parte, el gobernador de Canadá, Stephen Poloz, expresó que Canadá necesita explorar alternativas al proteccionismo comercial que se aproxima, y reiteró que con esa política “todo mundo pierde, incluso el país que lo implementa”.

Asimismo, el ministro de Finanzas de la provincia francófona de Quebec, Carlos Leitao, advirtió que “el tiempo es esencial” en la negociación y apuntó que “si vamos a renegociar el TLCAN, hay que hacerlo ya (…) pues hay incertidumbre en proceso”; además, “el peor escenario sería gastar años en esta renegociación. Entre más se alargue esto, más grande será el impacto real en la inversión”.

Por otro lado, el ministro Philippe Champagne negocia con China, Chile, Argentina y Brasil a la diversificación de las exportaciones canadienses, en previsión de que Washington imponga más medidas proteccionistas del acuerdo; asimismo, en las negociaciones que lleva a cabo con la Unión Europea, se tendría acceso a 500 millones de consumidores.

Roces y fricciones de EU y Canadá

Trump prometió en campaña renegociar el TLCAN, pero aún no notifica su plan para iniciar el proceso ante el Congreso con un plazo de 90 días de antelación, como marca la ley; no obstante, acusó a Canadá de subsidiar su producción de lácteos y maderas blandas, por lo que le impuso a este último sector un arancel del 24% y Ottawa respondió con imposición de un gravamen al carbón térmico de EU.

La gobernadora de Columbia Británica, Christy Clark, apuntó que “ahora es el momento adecuado para enviar un mensaje fuerte a la administración de Trump y a los barones de la madera, porque no vamos a retroceder", es decir, respaldó la adopción de medidas recíprocas contra Trump.

Finalmente, el primer ministro Justin Trudeau respondió en una carta a Clark que su gobierno considera “cuidadosa y seriamente” su propuesta, y recalcó que “las acusaciones estadunidenses no tienen mérito”, y recordó que hasta ahora, ambos países tuvieron una relación pacífica y benéfica.

Con información de Notimex.