¿Límites a importación de autos desde México?

Un acuerdo permitiría a Estados Unidos imponer aranceles por “seguridad nacional” a las importaciones de más de 2.4 millones de vehículos fabricados en México
El Gobierno de Trump planea anunciar en las próximas semanas los resultados de una investigación sobre si los autos y las importaciones parciales representan un riesgo para la seguridad nacional.
 El Gobierno de Trump planea anunciar en las próximas semanas los resultados de una investigación sobre si los autos y las importaciones parciales representan un riesgo para la seguridad nacional.  (Foto: Cuarto Oscuro)
México (Reuters) -

Un acuerdo comercial propuesto entre Estados Unidos y México permitiría al presidente Donald Trump imponer aranceles de hasta un 25% a las importaciones de automóviles ligeros, SUVs y autopartes fabricados en México por encima de ciertos volúmenes, dijeron el martes fuentes y ejecutivos del sector.

Ambos países anunciaron el lunes un acuerdo bilateral en el marco de la renegociación el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), presionando a Canadá para que acepte nuevas reglas comerciales de autos y solución de controversias para seguir siendo parte del pacto trilateral vigente desde 1994.

Pero un acuerdo no notificado anteriormente entre los dos vecinos permitiría a Estados Unidos imponer aranceles por “seguridad nacional” a las importaciones de más de 2.4 millones de vehículos fabricados en México y a las de autopartes mexicanas que superen los 90,000 millones de dólares anuales.

LEE: ¿ACUERDO COMERCIAL CON EU IMPULSARÁ SALARIO EN MÉXICO?

El gobierno de Trump planea anunciar en las próximas semanas los resultados de una investigación sobre si los autos y las importaciones parciales representan un riesgo para la seguridad nacional.

El estudio podría usarse para justificar aranceles del 25% en Estados Unidos sobre las importaciones de automóviles con el argumento de que proteger la industria automotriz estadounidense es vital para la seguridad nacional bajo una ley comercial que data de la Guerra Fría.

A los fabricantes de automóviles les preocupa que el acuerdo indique que Estados Unidos procederá a aplicar las tarifas y es probable que también utilicen los aranceles para obtener concesiones de la Unión Europea y Japón. Fuentes de la industria han dicho que los gravámenes podrían costar cientos de miles de puestos de trabajo y aumentar los precios de los vehículos.

Un acuerdo por separado establece un posible escenario en el cual Estados Unidos aumenta sus aranceles normales de “nación más favorecida” en autos, actualmente en 2.5%.

Sin embargo, el encargado del sector privado en la renegociación del TLCAN, Moisés Kalach, dijo a Reuters que no cree probable que Estados Unidos imponga el arancel y que los actuales acuerdos comerciales para el sector están salvaguardados mientras tanto.

“Tenemos un plan alternativo si ponen la 232, pero también tenemos la posibilidad de que se excluya a México de la 232” dijo Kalach a Reuters en referencia a la sección que argumenta amenazas a la seguridad nacional para la economía estadounidense.