México se une a Europa contra restricciones de Argentina

Se realizan consultas ante la OMC para resolver controversias comerciales con el país sudamericano
Reestricción de importaciones en Argentina
 Reestricción de importaciones en Argentina  (Foto: Redacción)

México se adhirió a la Unión Europea (UE) en una solicitud ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), mediante la que se celebran consultas en relación con “determinadas medidas impuestas por Argentina a la importación de mercancías”, informó la consultora IQOM en un comunicado.

A través de este procedimiento se intenta solucionar las controversias surgidas luego de que el país sudamericano ha implementado diversas políticas que restringen el libre ingreso de productos europeos y mexicanos.

En particular, las autoridades europeas impugnan que Argentina no está otorgando licencias automáticas en forma de certificados de importación, además de que se han limitado los certificados de libre circulación, explicó la consultora especializada en libre comercio, citando datos de la OMC.

“De conformidad con la comunicación de la UE, en su opinión, las medidas adoptadas por Argentina para restringir las importaciones son incompatibles con las obligaciones adquiridas por la nación sudamericana en el marco de la OMC”.

Adicionalmente, tanto México como la UE consideran que el gobierno argentino no está cumpliendo con los reglamentos comerciales, relativos a la eliminación de las restricciones cuantitativas, del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio de 1994 (GATT).

La consultora agregó que Turquía, Canadá, Estados Unidos, Guatemala, Japón y Ucrania también requirieron unirse a la celebración de consultas en el marco de esta disputa.

En junio pasado, el gobierno de Argentina suspendió los efectos del Acuerdo de Complementación Económica (ACE 55), bajo el argumento de que éste le genera un creciente déficit, particularmente en el comercio bilateral de vehículos ligeros.

La suspensión del ACE 55 por parte de Argentina, que ya fue publicada en el Boletín Oficial del gobierno de ese país, establece que ese convenio dejará de aplicarse por un plazo de tres años, al igual que sus anexos y el Apéndice Bilateral I, en vigor desde 2002.