México defiende apertura de transporte

El gobierno mexicano asegura estar preparado para una amplia apertura de transporte de carga con E.U. y niega inviabilidad

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, defendió el Programa Demostrativo de Autotransporte Transfronterizo, que entró en vigor el pasado jueves, al afirmar que "a mediano y largo plazo agilizará e incrementará el comercio bilateral", que actualmente es del 70 por ciento por vía carretera.

A pesar de las críticas de transportistas de México y Estados Unidos, "consideramos que podemos abrir más allá el transporte transfronterizo para crear una zona como la Unión Europea que va más allá de un acuerdo comercial", dijo en rueda de prensa el ministro.

El pasado 6 de septiembre arrancó el programa y un día después los dos primeros camiones de la empresa mexicana Transportes Olympic cruzaron la frontera para entregar de aquel lado estructuras para la construcción.

Explicó que como parte del proyecto este mes se entregarán a empresas mexicanas que quieren ingresar con sus transportes a Estados Unidos los 25 primeros permisos de un total de cien que se otorgarán en este año.

Aclaró que los camiones de carga de ambos países no podrán transportar más de 36 toneladas, y que en los primeros seis meses los camiones mexicanos no podrán ingresar más allá de 20 millas en territorio de Estados Unidos.

La Cámara Nacional de Autotransporte de México (Canacar) y el sindicato de camioneros de EE.UU., conocido como "Teamsters", han pronosticado el fracaso de este proyecto.

La parte mexicana señala que las condiciones no están dadas debido a que faltan por definir situaciones como la regulación de visas y seguros para las unidades, además de la dificultad que hay por la diferencia de idiomas.

El sindicato estadounidense se opone a la medida al considerar que los camioneros mexicanos no reúnen los requisitos de seguridad.

Por último, aseguró que los transportistas de nuestro país podrán hacer entregas de puerta a puerta a cualquier punto de la Unión Americana con la mejora en eficiencia de costos y tiempos. Es por ello que la verdadera razón de la postura de los 'Teamsters' es que tienen miedo a la competencia y no porque los camiones sean inseguros o lleguen drogas.

Fuente: EFE