Reciben mal a camioneros mexicanos

Decenas de camioneros estadounidenses retrasan el paso de unidades mexicanas de carga comercial a EU en protesta por el ingreso autorizado
.
 .  (Foto: IDC online)

Decenas de camioneros estadounidenses retrasaban hoy el paso de camiones comerciales mexicanos a California en protesta por el ingreso autorizado, más de 12 años después de acordado, de unidades mexicanas a Estados Unidos.

Los manifestantes aumentaron de forma gradual conforme avanzó la mañana y aletargaron, pero sin impedir, el paso de camiones mexicanos de carga comercial al condado de San Diego.

Los ?teamsters? (camioneros sindicalizados), empezaron a reunirse cerca de las 06:00 horas locales (14:00 GMT) ante la salida de la zona de inspección a camiones comerciales en Otay, la principal entrada comercial a California, 25 kilómetros al sureste de San Diego.

Alrededor de las 07:30 horas locales (15:30 GMT) el contingente de manifestantes alcanzaba unos 45 camioneros, y hora y media más tarde llegaron a sumar cerca de 60.

Vestidos con camisetas azules con el logo de su sindicato, la Hermandad Sindical, con el escudo de una rueda de carreta y dos cabezas de caballos en semiperfil a izquierda y derecha, los manifestantes caminaban lentamente en circuito de óvalo ante la salida de camiones.

?Seguridad carretera; seguridad a nuestras comunidades?, ?no a la contaminación de camiones mexicanos?, coreaban algunos manifestantes, mientras al caminar lento ante los portales de la garita hacían que la salido de los camiones se retrasara y por momentos formara filas.

El dirigente de la filial 63 del sindicato camionero, con sede en Los Angeles, Jim Santiangelo, declaró que las unidades mexicanas podrían ?traer drogas, traer terroristas?, pero al preguntarle en qué basaba su acusación, el teamster se negó a hablar a la prensa.

El presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) en el estado mexicano de Baja California, Rogelio Badillo, respondió vía telefónica que declaraciones de ese tipo son ?extremistas? y reflejan el desagrado sólo de algunos camioneros.

La Administración Federal de Seguridad de Autotransporte de Estados Unidos autorizó un programa piloto para hacer efectivo el capítulo de ingreso de camiones mexicanos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que debió entrar en vigor en 1995.

Badillo confirmó que la mayoría de las 32 compañías que se han inscrito para el programa piloto están en Baja California, pero comentó que las unidades mexicanas ingresarán más allá de las primeras 25 millas estadounidenses ?para la segunda mitad de este mes?.

?Todavía no estamos pasando (a todo el territorio) porque quedan algunos asuntos pendientes al lado estadounidense; se nos dijo que lo haríamos para la segunda mitad del mes?, comentó el presidente de los empresarios camioneros mexicanos.

Agregó que por la parte mexicana aún faltaban por cubrir algunos requisitos como contratar diversos seguros y confirmar que algunos conductores tengan conocimiento del idioma inglés.
Por su parte, la Asociación de empresarios Camioneros Estadounidenses anunció la víspera que este día ingresarían más allá de las primeras 25 millas del país por lo menos 151 camiones mexicanos de carga comercial.

Los ?teamsters? que protestaron en varias garitas de transporte comercial en la frontera estadounidense con México desconocían cuáles unidades mexicanas estarían inscritas al programa piloto del gobierno estadounidense.

Un recorrido confirmó que por lo menos en Laredo, Texas, una docena de camioneros se manifestaba con banderas estadounidenses en el extremo texano del puente internacional.
El ex secretario estadounidense de Transporte, Federico Peña, inauguró en 1995 las instalaciones de revisión de sistemas de seguridad para camiones mexicanos en la garita de Otay, con intención de cumplir el TLCAN, pero el capítulo permaneció sin efecto.

Hasta ahora los camiones mexicanos de carga comercial sólo estaban autorizados a ingresar las primeras 25 millas de territorio estadounidense y ceder los cargamentos a unidades estadounidenses.

De acuerdo con la Administración Federal de Seguridad de Autotransporte, el año pasado se registraron cuatro millones y medio de ingresos de camiones de carga comercial mexicanos a la zona límite estadounidense de 25 millas.

La puesta en vigor del capítulo del transporte del TLCAN se pospuso por demandas conjuntas de los camioneros estadounidenses sindicalizados y el grupo ecologista Sierra Club.

La semana pasada, sin embargo, la Novena Corte de Apelaciones, con jurisdicción para el oeste del país, ordenó al gobierno federal cumplir con el TLCAN en el capítulo de transporte comercial.

Fuente: El Economista