Desigualdad, ¿culpa de los jueces?

El ejercicio efectivo de todos los derechos depende del acceso a la justicia, aseguró el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

(Foto: Cuartoscuro)
 (Foto: Cuartoscuro)  (Foto: Redacción)

La mala educación de la población, el mal diseño de las instituciones y la indignante corrupción de algunos gobernantes y empresarios, también es responsabilidad de los jueces, afimó el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Ministro Luis María Aguilar Morales.

LEE: DESIGUALDAD, ¿REALMENTE DISMINUYÓ?

Resaltó que el ejercicio efectivo de todos los derechos depende del acceso a la justicia, que sin su garantía, toda norma queda reducida a un enunciado bien intencionado, pero hueco.

“Se trata de evitar que la autoridad ejerza su poder de manera despótica, caprichosa, sin límite alguno, sin frenos ni contrapesos, sin rendición de cuentas. De ahí la importancia de la labor que desempeñamos todos los jueces en las distintas instancias jurisdiccionales del país, para cumplir y hacer cumplir la ley”, reiteró.

Durante el homenaje al jurista Mariano Otero Mestas en el Bicentenario de su nacimiento, sostuvo que ningún derecho puede ejercerse efectivamente si se carece de las garantías mínimas de bienestar social, que les den sustento y contenido, y sobre las cuales se desarrollen otras potencialidades de la persona.

Por ello, aseveró que es doblemente lacerante la pobreza extrema en la que se encuentran todavía muchos de nuestros compatriotas; la falta de oportunidades a generaciones de jóvenes que no estudian ni trabajan, la ausencia de condiciones dignas en el trabajo, y la discriminación que aún sufre la mujer; así como grupos indígenas, las personas con discapacidad, las minorías sexuales, y otros grupos sociales que están marginados del desarrollo o discriminados en el ejercicio pleno de sus derechos humanos.