¿Cuesta de verano, peor que la de enero?

Las mensualidades de tarjetas no deberían superar la tercera parte de los ingresos
.
 .  (Foto: Getty)
México, (Notimex) -

Octubre es el mes en el que más personas buscan asesoría financiera, orillados por problemas de sobreendeudamiento con sus créditos que no han podido liquidar.

Para 2018 la cifra de quienes tomaron asesorías ascendió 19%, con lo que se cimentaría la idea que es la cuesta de verano y no la de enero es la que llevaría a más personas a buscar ayuda, de acuerdo con datos históricos de la reparadora de crédito en México, Resuelve tu Deuda.

“A pesar de que identificamos la resaca financiera de fin de año como un momento de gran dificultad económica, este no es el único periodo de endeudamiento”, subrayó el director general de la empresa mexicana, Juan Pablo Zorrilla.

LEE: ¿CÓMO APROVECHAR LAS TARJETAS DE CRÉDITO?

Explico que aunque preocupa que algunos gastos como vacaciones y regreso a clases impactan cada vez más a los bolsillos de los mexicanos, existe mayor angustia por mejorar su situación financiera antes de diciembre y evitar subir su deuda en los meses de alta actividad comercial.

Por ello, indicó, para evitar que la cuesta de verano se empalme con la de enero, recomendó solicitar un reporte de crédito especial a la Sociedad de Información Crediticia (SIC) donde se revisará el estado de cuenta, saldos, montos y la situación en la que se encuentran aquellos créditos en mora y tomar en cuenta que:

  • de acuerdo con la regla del 70-30; 70% del presupuesto se asigna para cubrir servicios básicos; mientras que el resto se destina al ahorro, entretenimiento y pago de deudas; las mensualidades de tarjetas no deberían superar la tercera parte de los ingresos.
  • comenzar el año con un plan de acción para recuperar la salud financiera, ser austero durante la temporada de descuentos y aprovechar el aguinaldo para adelantar o liquidar pagos, lo que sería clave para evitar la cuesta de enero.

En caso contrario, se debe buscar reducir costos o diversificar la obtención de recursos para mantener dicho equilibrio

Finalmente, recordó que en ocasiones las circunstancias económicas ya no permiten controlar el pago de créditos con acumulación de intereses, por lo cual a veces se debe recurrir a reparadoras de crédito y tomar el control de las finanzas, así como liquidez de tarjetas sin necesidad de solicitar otro préstamo.