Innovar, fallar y crecer

Ocho de cada 10 CEOs en México quieren que sus colaboradores innoven sin preocuparse por las repercusiones
.
 .  (Foto: iStock)

Todos los proyectos de innovación deben generar un retorno con respecto a la inversión que recibieron, lo que permitirá aprovechar a cabalidad el talento de la organización de forma sistemática y ordenada con base en reglas y reconocimientos para las personas que generen las ideas más benéficas para el crecimiento del negocio, aseguró KPMG.

En un comunicado la firma refirió que innovar debe significar romper los límites de los centros especializados en investigación y desarrollo para permear todas las áreas y niveles de la empresa, ya que cualquier colaborador tiene la capacidad de generar ideas para mejorar la operación del negocio, si es que estas son captadas y se les da el seguimiento adecuado, sin la preocupación de las consecuencias negativas en caso de que la iniciativa falle.

LEE: INNOVACIÓN ES CLAVE PARA EL FUTURO DIGITAL: ESPECIALISTAS

“En tiempos de incertidumbre en los negocios, los CEOs que tengan en su organización al talento con las capacidades idóneas podrán hacer que sus empresas crezcan a largo plazo”.

Las ideas innovadoras surgen sobre todo para solucionar temas específicos, pero a partir de ese origen se dispersan en un sinfín de posibilidades en función de las condiciones de demanda, destacó.

Sin miedo al fracaso  

Ocho de cada 10 CEOs en México quieren que sus colaboradores innoven sin preocuparse por las repercusiones, porcentaje que coincide con el de los directivos del resto del mundo (84%).

Lo anterior se traduce en condiciones de confianza para el talento, que a su vez favorecen su sentido de pertenencia, pues quienes mejor conocen la operación son justamente las personas que la llevan a cabo, y escuchar sus ideas revaloriza la labor diaria que realizan, en un contexto en el que algunas de las actividades serán automatizadas a mediano o incluso a corto plazo, con base en el uso de inteligencia artificial.

Responsabilidad social

Existen actualmente grupos de liderazgo que buscan la inclusión y la diversidad, debido a que lo que hoy requieren las empresas son los ángulos innovadores, comprometidos con las causas que reúnen consenso entre distintos actores de la sociedad, como el medio ambiente, la responsabilidad corporativa, la sustentabilidad, entre otras.

Por ello, los CEOs que encabezan esta travesía deben tener la capacidad de identificar las señales tempranas de cambio para que su empresa logre adaptarse al contexto de transformación generando un nuevo libro de jugadas que aproveche las ideas disruptivas de su fuerza laboral.