Esboza EPN reforma fiscal

El objetivo: mayores ventajas competitivas, transparencia, rendición de cuentas y un sistema fiscal simplificado
 .  (Foto: IDC online)

La aprobación de reformas estructurales es una petición constante por parte de los principales directores de empresas en el país, quienes confían en que la reforma fiscal será aprobada en la primera recta del Gobierno del presidente electo, Enrique Peña Nieto, revela el índice de confianza empresarial Pulso Expansión 500 al tercer trimestre de 2012.

De acuerdo con el sondeo, un 63% de los empresarios otorgó un 50% de probabilidades a que la reforma fiscal sea aprobada en los próximos meses; otro 32% de los encuestados dijo que no se aprobará y el 5% restante no supo o no contestó.

Por su parte, la OCDE recomendó al presidente electo, emprender una profunda reforma fiscal para asegurar mayor competitividad, mayores ingresos no petroleros y mecanismos de estabilización más sólidos.

A decir de Luis Videgaray, la reforma fiscal es prioritaria para ampliar la base de recaudación e impulsar más proyectos, por ejemplo, el esquema de seguridad social universal. También ha señalado, que la estructura del actual régimen fiscal, además de ser complicado, genera privilegios para quienes más recursos tienen, y quienes pagan más son los contribuyentes cautivos.

En el mismo sentido, Enrique Peña Nieto en un encuentro con 43 empresarios españoles, anunció que buscará el consenso político para impulsar la reforma hacendaria que ofrezca mayores ventajas competitivas, transparencia y rendición de cuentas y que permita contar con un sistema fiscal más simplificado.