Lleve registro de depósitos en efectivo

Para evitar problemas con el SAT la Prodecon recomienda guardar la documentación de este tipo de operaciones
.
 .  (Foto: IDC online)

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) recomienda a las personas físicas llevar un registro de los depósitos en efectivo que realizan a sus cuentas bancarias, a fin de evitar controversias posteriores con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Ombudsman mexicano ha detectado numerosos asuntos en los que personas físicas han recibido “cartas invitación” por parte del SAT, luego de recibir depósitos en efectivo en sus cuentas bancarias, en las cuales se les “invita” a realizar el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por los montos depositados.

En los casos conocidos, “se trata de amas de casa, estudiantes y otros dependientes económicos, directores de escuela o de asociaciones de padres de familia que reciben depósitos para cuotas y gastos extras en sus colegios”, explicó la Prodecon en un comunicado.

Sin embargo, tomando en cuenta que con fundamento en los depósitos a que se refieren las cartas invitación, “el SAT está exigiendo que sean las personas que recibieron los depósitos las que acrediten el origen de los mismos, es decir, que comprueben que quien hizo el depósito es su familiar o el padre de un alumno en el caso de cuotas extras en escuelas”.

La Prodecon recomienda que toda persona física lleve un registro sencillo que permita identificar a la persona que realizó el depósito, su concepto, la fecha, así como recabar copia del mismo, si no quiere ser dado de alta como contribuyente en el SAT y pagar el impuesto por dichas entradas de dinero.

Sobre este tema, la Condusef emitió la recomendación 23/2012 en contra del SAT, luego de que se documentara el caso de una mujer, ama de casa, que recibió durante 2009 varios depósitos en efectivo por unos 260,000 pesos.

“Esta persona demostró con documentación estar casada, padecer de cáncer cervicouterino, por lo que su marido efectuó gastos para su tratamiento médico que originaron los depósitos; pese a ello, el SAT exige a la señora que pruebe con copias de las fichas de depósito —efectuadas hace más de dos años— que su marido fue el depositante, criterio que no comparte la Prodecon y que defenderá ante tribunales”, apunta el comunicado.

Por ello la Prodecon recomienda a las personas físicas, aunque no sean contribuyentes, llevar ese tipo de registros para evitar problemas con el SAT.