Límites al gasto mejorará Presupuesto Base Cero

El CEESP aseguró que es fundamental realizar una la revisión exhaustiva de todos los programas
-
 -  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Poner un límite de gasto es la mejor manera de iniciar el Presupuesto Base Cero (PBC), esquema con el cual se elaborará el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2016, estimó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El organismo señaló que el poner un “techo de gasto” permitirá iniciar la evaluación de los programas del presupuesto para eliminar o reducirlos selectivamente.

“Incluso hay instituciones y secretarías que podrían fusionarse, ese es el verdadero reto. Este es finalmente el espíritu del PBC”, considera el instituto.

Asimismo, sostuvo que la mejor manera de iniciar el PBC es poner un límite al gasto por entidad y que con esto iniciar la evaluación de los programas con mínimo de eficiencia.

“El fin principal es propiciar un balance equilibrado de las finanzas públicas, una deuda sustentable y fortalecer las fuentes de ingresos ajenas al petróleo”, subrayó.

De acuerdo con cálculos del CEESP, 65% del gasto total es susceptible de modificación en el proceso de Presupuesto Base Cero, porcentaje que proviene de considerar que el gasto no programable y el gasto en pensiones y jubilaciones como compromisos ineludibles.

“De hecho, se debe hacer esfuerzos para lograr que aumente el porcentaje de gasto que pueda ser ajustado o reversible. No podemos darnos por vencidos. No se vale justificar, la inercia y los compromisos del pasado”, subrayó el organismo.

De igual forma, explicó que la mecánica del Presupuesto Base Cero se basa en un análisis costo-beneficio de todos los recursos que se asignan, y así eliminar el dispendio de recursos y el comportamiento inercial del presupuesto.

Si bien lo ideal para el país es consolidar en el corto plazo un Presupuesto Base Cero, “es claro que dada las condiciones de flexibilidad del gasto en México, es poco probable consolidar un mecanismo de este tipo en el corto plazo”.

No obstante, aclaró que esto no quiere decir que no se pueda lograr importantes economías en la asignación de los recursos.

Lo que sí es fundamental, es la revisión exhaustiva de todos los programas del presupuesto, ya que esto arrojaría información valiosa para determinar si es factible una reducción del gasto, independientemente de la relación con leyes o compromisos adquiridos.