Responsabilidad solidaria del asesor

La Iniciativa del Ejecutivo Federal propuso modificaciones legales que fincan responsabilidad solidaria a los asesores fiscales
.
 .  (Foto: IDC online)
C.P.C. Víctor Keller K. Presidente del Colegio... -

La Iniciativa de Reforma Fiscal presentada por el Ejecutivo Federal, propuso la modificación del artículo 26 del Código Fiscal de la Federación (CFF), incluyendo el tema de la responsabilidad solidaria para los asesores fiscales.

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, encargada de hacer el Dictamen sobre la Iniciativa, replanteó la discusión pretendiendo reformar los numerales 89 y 90 del CFF.

?Nos queda claro que se trata de un mecanismo represivo, porque si una persona deja de pagar argumentando que así se lo aconsejó su Contador, de inmediato se le finca responsabilidad al asesor. Sin embargo, quien realmente paga o deja de hacerlo (siguiendo o no la opinión que recibe) es el contribuyente y no su consejero. Por lo tanto, se pretende castigar a un profesional, que ni siquiera forma parte de la relación jurídica tributaria y que sólo está prestando un servicio?.

La legislación tributaria mexicana es altamente compleja, por lo que todos los contribuyentes necesitamos un asesor. Por ejemplo: son pocos los lugares en donde el dictamen fiscal es obligatorio como aquí (quizá somos los únicos a nivel mundial, pues los demás copian el sistema tributario mexicano).

Por otra parte, el consejero es regularmente considerado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como un obstáculo para la recaudación, cuando es la misma autoridad la que complica su tarea con leyes poco eficientes.

En la mayoría de los casos, el SAT pierde los juicios por no tener una solución sustentable a los litigios, pues en su mayoría se trata de asuntos de forma que el litigante gana fácilmente.

Sin duda, el Dictamen vulnera la garantía de libertad de trabajo contenida en el artículo 5° constitucional. Aunque la responsabilidad de los asesores ya estaba reglamentada, no descartamos que muchos de ellos se amparen contra las nuevas medidas, por considerarse agraviados directos. Seguramente la instancia será ganada por los quejosos, ante la falta de fundamento de la propuesta legislativa.

Una recaudación eficiente no se logra limitando el ejercicio profesional de las personas, sino aumentando la base de contribuyentes.

Es importante mencionar que esta es la primera ocasión, en la que 6 grandes agrupaciones se reunieron para hacer recomendaciones a la reforma con un sólo trabajo. Entre ellas destacan: la Internacional Fiscal Asociation, el Colegio de Contadores Públicos de México, la Barra de Abogados y la  Academia de Estudios Fiscales.

Es válido buscar mayor recaudación, pero lo que no podemos convalidar es la represión y la carga excesiva sobre los contribuyentes cautivos.

México requiere y merece, una reforma integral que atraiga inversiones y genere recursos suficientes para cubrir el gasto público. Si no llegamos a conseguirla, podría traducirse en daños irreparables para nuestra nación y sus futuras generaciones.