Reformas estructurales deben incluirse en el SNA

El objetivo es favorecer la estabilidad macroeconómica del país y en colaboración de todos los sectores
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Las reformas estructurales pueden generar crecimiento económico y beneficios en el mediano y largo plazos, pero es necesario complementarlas con reglas de combate a la corrupción a razón de que estas deben reflejar el compromiso de cumplir con el Estado de derecho y la legalidad, señaló el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Refirió que en el Plan Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2013-2018 (Pronafide) se mencionó que las reformas estructurales tendrían la “capacidad de incrementar el potencial de crecimiento de México” y su combate favorecería la estabilidad macroeconómica del país ya que la vulnerabilidad frente al exterior depende del grado de fortaleza interna del país.

No obstante, luego de la aprobación de las reformas el ritmo de crecimiento de la economía y su expectativa se mantienen alejados del promedio anual del 5% previsto para el 2015-2018.

Algunos de los obstáculos que se presentó fue el desplome de la producción y de los precios del crudo, la debilidad del tipo de cambio, y ahora la incertidumbre del posible impacto de las políticas fiscal y comercial propuestas por Estados Unidos lo que disminuyó la expectativa de crecimiento.

En este contexto, el impulso de las reformas fue limitado pese a que corroboró a mantener la estabilidad macroeconómica, pero esto no es suficiente mientras no tengan un impacto definitivo “en la capacidad productiva de la economía a través de su efecto sobre la productividad, la inversión y el empleo”.

En su opinión, la mejor forma de lograr avances en materia de crecimiento y bienestar es en la relación con las 11 reformas, pues su interrelación es fundamental para que el ambiente de negocios sea funcional y atractivo para la inversión. No obstante, considera que falta una más para lograr un futuro económico creciente no necesariamente en términos formales para que todos los sectores apoyen su eficiencia.

Concluyó que en un entorno en el que preocupan los temas de corrupción, impunidad e inseguridad, es fundamental la participación de autoridades y la sociedad para eliminarlas, en tanto se complementan con acciones referentes a las reformas estructurales.