Reforma laboral plantea permisos por paternidad

La iniciativa prevé la obligación de otorgar a los trabajadores un permiso por 10 días, con goce de sueldo por el nacimiento de sus hijos
.
 .  (Foto: IDC online)

Si bien es cierto en nuestra cultura se considera que el pilar fundamental de toda familia es la “mamá”, también lo es que el “papá” debe ejercer su derecho a la paternidad, esto es entablar un vínculo emocional e irrompible con sus hijos y su pareja, lo que solo se da con la convivencia.

Esta aseveración hoy en día tiene un sentido muy especial, pues la participación de las mujeres, en el mundo laboral es cada vez mayor. Desean, entre otras cosas, desarrollarse profesional y personalmente, ayudar a la economía del hogar, ser independientes económicamente y aportar un granito de arena al desarrollo de México.

Esta inquietud natural femenina implica para los varones un ajuste en su rol familiar, pues sus parejas requieren de su colaboración activa.

De ahí que tanto la mujer como el hombre estén en la búsqueda de la igualdad de condiciones que les permita conciliar su vida laboral y familiar, lo que se acentúa cuando llega un nuevo miembro al núcleo familiar, en virtud de que existe un descontrol temporal en las tareas domésticas, el cual si bien se presenta cuando aquélla goza de su período de incapacidad postnatal, es un hecho que necesita compartir las nuevas responsabilidades con su compañero de vida.

Sensible a esta necesidad hace algunos años, para ser precisos en 2008, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos decidió otorgar a sus trabajadores padres de familia una licencia por paternidad ante el nacimiento de sus hijos. Lo cual hizo eco en la población en general, respecto a la equidad de género.

De igual forma, hace poco más de siete meses el Jefe de Gobierno del Distrito Federal publicó en la Gaceta Oficial diversas reformas a la Ley de Igualdad Sustantiva entre Hombres y Mujeres de la capital del país, las cuales generaron cierta confusión entre el sector empresarial, pues hacen alusión al otorgamiento de una licencia de paternidad por 10 días hábiles cuando esté de por medio una adopción o el nacimiento de un menor.

Si bien este cambio legislativo, a decir de Luis Manuel Guaida Escontría “no crea derechos o privilegios nuevos para los padres trabajadores, ni tampoco una consecuente obligación adicional para los empleadores”, en virtud de que únicamente obliga a los entes públicos del DF a promover el reconocimiento del derecho de los padres a gozar de un permiso por paternidad, lo cierto es que causa conflictos entre las empresas particulares y sus trabajadores, pues éstos reclaman el acceso a este tipo de privilegios.

En la iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) presentada por el presidente Felipe Calderón a la Cámara de Diputados se prevé la obligación patronal de otorgar a los trabajadores padres de familia un permiso por 10 días, con goce de sueldo por el nacimiento de hijos.

Esta inclusión es una prueba de que efectivamente se desea modernizar nuestra legislación laboral, por lo que ahora sólo nos resta esperar qué dice el Poder Legislativo.

Finalmente, es prudente comentar que en este momento, las empresas no se encuentran obligadas a otorgar a sus trabajadores (padres de familia) la licencia referida.

Sin embargo, por política interna, sí pueden conceder algunos días económicos, un permiso o una licencia con o sin goce de sueldo con el objeto de que sean aquéllos quienes tengan la responsabilidad de llevar a cabo los trabajos domésticos y colaborar en el cuidado de su hijo recién nacido durante ese difícil período, sin ningún problema.