Termina sin dolor tus relaciones laborales

Conoce cómo y cuándo concluir una relación laboral, y cuánto deberás pagar a tus ex colaboradores y evita gastos innecesarios
Reflexiona antes de renunciar
 Reflexiona antes de renunciar  (Foto: Redacción)

En la naturaleza, como en toda actividad humana, existe un principio y un fin. Esta inexorable ley aplica indudablemente al ámbito laboral, porque durante la vigencia de las relaciones de trabajo entabladas entre los patrones y trabajadores pueden configurarse ciertos eventos que son determinantes para su conclusión.

Tan es así que a fin de otorgar certeza jurídica a las partes, la LFT no solo prevé las hipótesis a través de las cuales se da por terminada una relación obrero-patronal, sino también precisa para cada una de ellas, los derechos y las obligaciones que asumen los patrones (pago de las prestaciones devengadas y no pagadas a los trabajadores, o en su caso indemnizaciones) y los subordinados (rendición de cuentas y entrega de herramienta o instrumentos de trabajo objeto de custodia).

De igual forma esta legislación señala para cada supuesto, los procedimientos a seguir por los patrones, trabajadores, o en su defecto los beneficiarios de estos últimos; tales como la elaboración y notificación de avisos de rescisión; la obtención de ciertas autorizaciones o las designaciones emitidas por la Junta de Conciliación y Arbitraje respectiva (JCA).

Con el fin de proporcionar a las empresas una guía sobre el manejo adecuado de las diferentes formas de terminación de las relaciones obrero-patronales, ponemos a tu disposición en la siguiente liga nuestro suplemento “Cese laboral y sus efectos”.

En este trabajo podrás conocer no solo las causas por las cuales culminan estas relaciones, sino los aspectos a cuidar por los patrones en cada escenario, los pagos a cubrir a los trabajadores tras su separación; los efectos de estos eventos en materia de seguridad social y fiscal; una selección de las preguntas más frecuentes sobre el tema, y varios casos prácticos y formatos que podrás utilizar. Todo esto encaminado a evitar que las empresas formen parte de alguna controversia laboral o fiscal.