Crean oficina contra la violencia laboral

En Chihuahua se estableció una unidad especializada en la atención de mujeres víctimas de intimidación en el trabajo
.
 .  (Foto: Getty)

Recientemente el Instituto Chihuahuense de las Mujeres creó la Unidad de Atención de Hostigamiento y Violencia Laboral, que tendrá como objeto atender las denuncias de acoso sexual y laboral al interior de las instalaciones del Centro de Atención a la Violencia en Contra de las Mujeres de Ciudad Juárez.

La titular del Instituto dio a conocer que desarrollarán una primera campaña de sensibilización identificada como “Que no te cueste trabajo ir a tu trabajo”, cuyo propósito es que se denuncien situaciones de este tipo. Para ello colocarán carteles en todas las dependencias del Estado; distribuirán trípticos informativos; utilizarán las redes sociales, y diversos medios de comunicación masiva. Asimismo, llevarán a cabo talleres en las instalaciones de algunas oficinas gubernamentales.

De acuerdo con Emma Saldaña Lobera, titular del Instituto Chihuahuense de las Mujeres de enero a mayo de 2017 se han atendido aproximadamente 46 casos a nivel estatal.

La relevancia de la implementación de esta unidad administrativa radica en que se pone a disposición del grupo vulnerable aludido un área especializada de la cual se debe esperar, como mínimo, una atención empática con las féminas que en el ámbito del trabajo fuesen objeto de violencia laboral.

Esto trasciende en el empresariado residente en la entidad federativa citada, por las implicaciones laborales y penales derivadas de la violencia laboral, que de conformidad con la Ley Estatal del Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LEDMVLV), consiste en la negativa ilegal a contratar a la víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado; las amenazas; la intimidación; las humillaciones; la explotación; el impedimento para lactar, y todo tipo de discriminación por género (art. 6o., fracc. III, segundo párrafo, LEDMVLV).

En este contexto se debe tener en cuenta que el hostigamiento sexual a las mujeres trabajadoras es una forma de violencia laboral; mismo que está tipificado como delito en el Código Penal del Estado de Chihuahua.

Dicho ordenamiento estatal prevé que el referido ilícito se castigará con pena de 10 meses a tres años y multa de 150 a 300 días de multa, esto actualmente oscila entre 11,323.50 a 22,647.00 pesos (conforme al valor diario de la Unidad de Medida y Actualización), a quien valiéndose de su posición jerárquica laboral, asedie o ejerza de hecho o por derecho autoridad sobre una persona con fines sexuales, a pesar de la oposición manifiesta de la víctima (art. 176, segundo párrafo, Código Penal del Estado de Chihuahua).