Retos de México en igualdad de género

México tiene uno de los niveles de incorporación laboral de las mujeres más bajos de América Latina, con 42%
(Foto: Getty Images)
 (Foto: Getty Images)  (Foto: Redacción)

El sector público en México ha logrado avances significativos en materia legal de igualdad de género, al dar muestras importantes en cuanto a la paridad en las Cámaras de Diputados y de Senadores, además el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, está formando un gabinete paritario; sin embargo, el sector privado todavía tiene una tarea gigantesca por hacer, consideró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Al sector privado le toca un poco agarrar la cancha de lo que ha hecho el sector público; este es uno de los casos lo público ha liderado más que lo privado, yo creo que le toca al sector privado poner de su parte en ese sentido, no solo porque es un tema de equidad, sino porque es un buen negocio”, apuntó.

LEE: AGENDA 2030 APUESTA POR LA ELIMINACIÓN DE LA BRECHA LABORAL

Señaló que México tiene uno de los niveles de incorporación laboral de las mujeres más bajos de América Latina, con 42%, contra 49% en la región, además que muchas de ellas trabajan en la informalidad y la brecha salarial respecto a los hombres es de 50%.

Asimismo, durante el evento “¿Qué puede hacer el Grupo BID para apoyar al sector privado en México a beneficiarse de la igualdad de género?”, destacó que la participación de mujeres en las juntas directivas de las empresas no llega ni a 5%.

El organismo explicó que lo ideal sería que en todas las secretarías de Estado empiezan a adaptar sus horarios laborales, espacios físicos y licencias de paternidad y maternidad, de manera que incentiven la retención y la incorporación de mujeres al sector productivo.

A la vez de que los hombres asuman la responsabilidad de cambiar la mentalidad, la cultura, entender que tienen responsabilidades y fomentar el cambio dentro de las empresas en las que trabajan para que se dé un ambiente que permita a las mujeres incorporarse de manera más proactiva y permanecer en el mercado laboral.

Esta transformación también implica asumir la parte de responsabilidad que tienen los hombres en los hogares, ya que una de las razones por las cuales las mujeres no se incorporaran al mercado laboral es por la carga que tienen en sus hogares, apunto el representante del BID.

En el caso de México, refirió, las mujeres destinan 47 horas a la semana al trabajo doméstico, a lo que hay que sumar las que tiene que trabajar fuera de la casa, por ello los hombres deben cambiar la mentalidad con respecto al rol que les toca en los hogares.