¿Estás seguro de que no hay brecha salarial en tu empresa?

Muchas empresas y organizaciones comprometidas con la igualdad pueden, sin tener conocimiento de ello, no respetar el principio de “igual remuneración por un trabajo de igual valor”
.
 .  (Foto: iStock)

A fin de que cada organización pueda medir de manera autónoma si está aplicando el principio de "igual remuneración por trabajo de igual valor" o si, por el contrario, existe una brecha de género en las remuneraciones de su plantilla, ONU Mujeres puso a disposición la herramienta  “Diagnóstico de Igualdad de Remuneración” (DIR).

La iniciativa busca también contribuir a la implementación de los compromisos de la Champion Regional para América Latina y el Caribe de la Coalición Internacional por la Igualdad Salarial (EPIC).

“Contar con un sistema de remuneración que respete el principio de igualdad, y una herramienta que ayude a medirlo, presenta múltiples beneficios para las empresas y organizaciones. Por una parte, mejora las relaciones laborales y contribuye a crear un mejor ambiente de trabajo, al tiempo que aumenta la productividad y contribuye a atraer y mantener talento”, destacó el organismo internacional.

LEE: PENSIÓN DE LAS MUJERES PODRÍA SER 43.2% MENOR

En un comunicado ONU Mujeres explicó que la herramienta consiste en un fichero Excel y un instructivo para guiar su utilización, los departamentos de Recursos Humanos van introduciendo los datos solicitados y la plataforma elabora los cálculos y gráficos de manera automática.

Al finalizar el análisis, la empresa u organización tendrá información precisa sobre si se está respetando el principio de igualdad de remuneración entre las mujeres y los hombres por un trabajo de igual valor, qué diferencias salariales existen entre mujeres y hombres, dónde se dan esas diferencias, a cuánto ascienden y dónde puede estar el origen de esas diferencias.

Cabe destacar que DIR está pensado para ser usada por cualquier organización empleadora, que cuente con una plantilla de personas trabajadoras e información actualizada de cada una de ellas para un periodo de referencia.

“Muchas empresas y organizaciones comprometidas con la igualdad pueden, sin tener conocimiento de ello, no respetar el principio de “igual remuneración por un trabajo de igual valor”, atribuyendo remuneraciones diferentes a trabajos que reportan el mismo valor guiados por consideraciones como la discriminación por motivos de género”, advirtió.