¿Qué tan fácil es despedir?

En el estudio Doing Business, se señalan las dificultades que conlleva el terminar una relación laboral en diversos países
 .  (Foto: IDC online)

El Banco Mundial (BM) emite cada año un estudio titulado Doing Business. El correspondiente a 2009, contiene un apartado sobre el empleo de trabajadores y lo difícil que puede ser terminar una relación laboral.

La clasificación del BM se obtiene con base en aspectos como: estatus de la economía, dificultad en la contratación, rigidez de los horarios, dificultad y costos para el despido. El estudio toma en cuenta también la adecuación de las legislaciones locales a las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo.

Con estos datos, Doing Business identifica a los países en donde es más fácil contratar y despedir; así como aquéllos en los que ambas acciones se complican.

Más de una centena de regiones fueron clasificadas, asignándole los primeros puestos a los países donde es fácil contratar y despedir.

La contratación de personal, puede generar gastos importantes para la empresa al momento de terminar la relación laboral. Basta y sobra con revisar los conceptos que se deben cubrir en términos de la legislación mexicana. Ante este panorama, el BM propone adoptar prácticas que se han implementado con éxito en países como:

  • Austria, donde los empresarios contribuyen a un fondo del que se pueden hacer retiros si el empleado es despedido, después de tres años de contrato
  • Italia, cuyos empleadores depositan, mientras dure la relación laboral, una parte del salario del colaborador en un fondo (mismo del que se puede disponer al momento del despido)
  • Chile, que implantó una serie de cuentas de ahorros individuales a las que contribuyen trabajadores y patrones y redujo el importe de la indemnización de 30 a 24 días de sueldo, por cada año trabajado. Además, los desempleados chilenos reciben beneficios de su cuenta de ahorro individual durante cinco meses.

Fuente: Doing Business 2009