¿IMSS dejó atrás su quiebra financiera?

2016 fue el primero en ocho años en que los ingresos superaron a los egresos
 El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Mikel Arriola  (Foto: Cortesía)

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, aseguró que el organismo a su cargo obtuvo un superávit por 6,400 millones de pesos que garantizan la sustentabilidad financiera hasta el 2020, derivado de la estrategia de control y disciplina presupuestal del gasto.

Destacó que en 2012 el déficit era del 8% de su gasto total, mientras que el año pasado fue el primero en ocho años en que los ingresos superaron a los egresos. Los recursos obtenidos con ese superávit, fueron los más altos que se haya presentado en los últimos 35 años.

El funcionario destacó que el IMSS centró sus esfuerzos en mejoras operativas, de recaudación, fiscalización y eficiencia en la administración de sus recursos, para hacer frente a la quiebra técnica en que se encontraba en 2012.

“Se implementó una política de gasto alineada a las buenas prácticas en materia financiera, que dio como resultado un menor gasto corriente en 7,300 millones de pesos, por lo que al cierre del año pasado se logró una disminución real de 2% con respecto a 2015”, precisó.

Mikel Arriola mencionó que las medidas asociadas al control eficiente del gasto generaron ahorros sustanciales a través del esquema de compras consolidadas de medicamentos, vacunas y material de curación; contratación de servicios integrales; sustitución del parque vehicular con arrendamiento en lugar de adquisición y disminución del gasto de operación en prestaciones económicas.

Sin embargo, el Seguro Social aún tiene retos en materia financiera, el pasivo pensionario del Instituto representa una carga de más de dos billones de pesos durante los próximos 70 años. Para 2017 se estima un gasto de 79 mil 442 millones de pesos.