Prestaciones en especie por enfermedad general

Beneficios que otorga el IMSS a quienes gocen de una incapacidad de esta naturaleza
 .  (Foto: iStock)

Los subordinados afectados por un padecimiento ajeno a un riesgo de trabajo que están imposibilitados a prestar sus servicios porque gozan de una incapacidad, tienen derecho a recibir las llamadas prestaciones en especie del Seguro de Enfermedades y Maternidad.

Los artículos 91 y 92 de la LSS prevén que el Seguro Social les otorga la asistencia médico-quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria que sea necesaria, desde el comienzo de la enfermedad y hasta por 52 semanas para el mismo padecimiento, el cual puede prorrogarse por otro lapso igual, previo dictamen médico.

LEE: ¿QUÉ PRESTACIONES OTORGA EL IMSS?

Debe precisarse que para la dotación de estas prestaciones, la LSS no requiere que los asegurados tengan determinado tiempo de cotización, también conocido como tiempo de espera.

Contrario a lo que sucede con el pago del subsidio, en cuyo caso el numeral 97 de la LSS exige que los trabajadores de planta o contratados por tiempo indefinido tengan cuatro semanas de cotización, previas a la enfermedad, mientras que los eventuales, seis semanas en los últimos cuatro meses.

Finalmente es importante señalar que los pensionados por incapacidad permanente parcial o total; por invalidez; por cesantía en edad avanzada o vejez; por viudez, orfandad o ascendencia; el cónyuge o concubino del asegurado; los hijos menores de 16 años de los trabajadores o pensionados, quienes no puedan mantenerse por su propio trabajo debido a una enfermedad crónica o discapacidad por deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, o los mayores de 16 años y menores de 25 años que estén estudiando en planteles del Sistema Educativo Nacional; y el padre y la madre del asegurado siempre y cuando acrediten la convivencia familiar y dependencia económica  con aquel (arts. 93 y 84, LSS).