¿Cómo afectó el cambio regulatorio a los usuarios de las Afore?

La reducción de promotores y de traspasos generaron un ahorro aproximado de 15,000 millones de pesos
 .  (Foto: iStock)

Con la finalidad de brindar mayor información a los trabajadores que desean el traspaso de su cuenta individual, disminuir los costos comerciales en la industria, motivar un retiro por desempleo más informado y reducir las comisiones que pagan los ahorradores a su Afore por la gestión de su cuenta, en los últimos años la Comisión Nacional de Sistemas de Ahorro para el Retiro (Consar) realizó diversos cambios a la regulación de estos instrumentos financieros.

Entre ellos se encuentran cambios estructurales en los procesos críticos de traspaso y retiro por desempleo, así como la creación del Expediente Electrónico Único del Trabajador, que contiene factores de autenticación biométrica.

LEE: 21 AÑOS DEL INICIO DEL SISTEMA DE PENSIONES

A detalle, las modificaciones en el sistema de traspasos realizadas entre 2014 y 2018 generaron un mayor control en todo el trámite lo que significó un ahorro de 6.7 millones de trámites, es decir, casi un billón de pesos por este concepto.

“Una menor rotación de recursos es positiva para el sistema ya que reduce los niveles de liquidez requeridos por cada Afore y les permite invertir los recursos con una perspectiva de mayor plazo y mejor rendimiento”, afirmó la Consar en un comunicado.

Respecto al gasto comercial de enero 2015 al mes de agosto 2018 se redujo el número de agentes promotores en un 19.2%, es decir, de 44,735 a 36,128 agentes activos. Lo anterior, junto con el menor número de traspasos, permitió economizar un monto estimado de 15,000 millones de pesos de gasto comercial al sistema.

A su vez, a partir de 2014 los retiros por desempleo comenzaron a disminuir, de tal manera que para 2018 fueron similares a lo observado en el año 2014. Esto significó, en términos reales, un ahorro cercano a los 20,000 millones de pesos, frente a la tendencia proyectada en esos años.

Por último, las comisiones decrecieron 21%, lo que se tradujo en reservas reales para los trabajadores de $30,000 millones de pesos.

“En los próximos años será fundamental seguir innovando regulatoriamente para propiciar menor actividad comercial, mejores decisiones de los ahorradores y una más rápida reducción de comisiones”, sentenció el organismo.