Qué debe considerarse para reformar el sistema pensionario

Los legisladores deben allegarse de estudios serios, que les permita tener una visión real de lo que debe hacer el Estado mexicano en el futuro
.
 .  (Foto: iStock)


Al parecer el Congreso de la Unión se está preparando para iniciar los trabajos de reforma al sistema pensionario de nuestro país.

LEE: PIDEN A CONSAR INFORME ACTUALIZADO DE PENSIONES

Tan es así, que la Cámara de Senadores, solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a que, en coordinación con la Comisión del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), le informe sobre el estado que guarda tal sistema y las medidas que garantizarían el pago de pensiones a los trabajadores mexicanos.

Habrá que esperar qué diferencias sustanciales existen entre lo que se presente próximamente al Senado y lo difundido por la Consar a finales del año pasado.

Entre los aspectos más relevantes mencionados en el documento “Diagnóstico del Sistema de Ahorro para el Retiro en México: Funcionamiento, Beneficios y Retos” están los siguientes:

  1. Si bien la Consar tiene como función regular eficazmente el SAR para que cada trabajador pueda construir su patrimonio pensionario; no todos los trabajadores cotizan en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), dada la dinámica del mercado laboral del país
  2. Para que más trabajadores estén en posibilidad de alcanzar las semanas de cotización requeridas para obtener una pensión, es necesario elevar la densidad de cotización, lo que depende de las condiciones del mercado laboral. Por ello, hay que fortalecer el mercado laboral formal, mediante estímulos que incentiven esa cotización
  3. Elevar las aportaciones de los trabajadores, patrones y gobierno federal que se depositan bimestralmente a las Afore; de tal suerte que el dinero acumulado en las cuentas individuales de asegurados sirva para el pago de pensiones durante un mayor número de años
  4. Evaluar si las edades actuales de cesantía y vejez son las adecuadas, considerando el aumento de la esperanza de vida de la población
  5. Disminuir las comisiones que cobran las Afore a los trabajadores, así como lograr más rendimientos para ellos. Esto último requiere una mayor flexibilización en el régimen de inversión de los recursos de aquellos
  6. Incentivar el ahorro voluntario entre los asalariados y las personas que trabajan por su cuenta
  7. Absorber el pasivo pensionario tan alto que se tiene por el presente y futuro pago de las pensiones de los trabajadores que se retirarán bajo el amparo del sistema anterior (beneficios definidos)
  8. Sentar las bases para que los asegurados que no alcancen las semanas requeridas para pensionarse utilicen el dinero acumulado en su cuenta individual para obtener una mensualidad que forme parte de sus ingresos en su vejez
  9. Conformar un sistema nacional de pensiones, integrado por pilares contributivos y no contributivos
  10. Incorporar a los jóvenes al mercado formal a una edad temprana, porque entre más tiempo coticen tendrán mayores recursos para pensionarse

Sin duda, lo importante de este ejercicio será que las organizaciones obreras y de patrones se sumen a estos trabajos, para que se analicen de manera seria las repercusiones que pudiese tener en la población un cambio legal de tal envergadura. Ya que como dijo Otto Von Bismark, creador del primer programa de seguro social para la vejez en el mundo: Por caro que parezca el seguro social, resulta menos gravoso que los riesgos de una revolución.