Las empresas incentivan la buena salud

Cada vez más negocios premian a los empleados que mantienen su salud en buenas condiciones
.
 .  (Foto: IDC online)

Más compañías adoptan el enfoque de premio y castigo para reducir sus costos de asistencia médica: recompensar a los trabajadores saludables y penalizar a aquellos que mantienen sus malos hábitos.

"Esta tendencia ha aumentado durante los últimos tres años y lo que veo es una evolución en la manera en que las empresas usan los programas de incentivos", dijo Michael Wood, consultor senior de Watson Wyatt, una firma internacional de consultoría que se centra en la gestión de Recursos Humanos.

Watson Wyatt, que encuestó a 453 compañías en el 2008, descubrió que 50% usa los incentivos para motivar a sus trabajadores a participar en actividades que mejoran su salud, tales como los programas para dejar de fumar o bajar de peso.

Según el reporte, se espera que el 74% de las empresas hagan uso de dichos incentivos en el 2009.

Dado que en promedio las compañías pagan 1,503 dólares más por la cobertura médica anual de un trabajador de "alto riesgo" -tal como un fumador con hipertensión arterial que no hace ejercicio- que por la de un empleado más sano, el incremento de los programas de incentivos no es de sorprenderse, comentó Wood.

Un número cada vez mayor de negocios obliga a sus empleados a someterse a evaluaciones de riesgos para la salud -pruebas de presión arterial, colesterol, índice de masa corporal (IMC), entre otros- a fin de poder optar por la cobertura de cuidado médico.

Si estas pruebas muestran que eres saludable, obtienes un certificado de regalo de 50 dólares, dinero extra en tu Cuenta de Ahorro para Gastos Médicos (HSA por sus siglas en inglés), o un descuento en tu prima mensual como incentivo para permanecer sano, dijo Wood.

Certificados de regalo y parches

La embotelladora Pepsi Bottling ha extendido sus incentivos para fomentar estilos de vida más sanos entre sus empleados, ahora ofrece certificados de regalo de 75 dólares por completar evaluaciones de riesgos de salud y 100 dólares adicionales por participar en un programa de manejo de estilo de vida.

La empresa también provee terapia gratuita de reemplazo de nicotina para los empleados que fuman.

Otra manera en la que la compañíareduce los gastos de cobertura médica es a través de sus "clínicas de salud" gratuitas, que son operadas por una unidad de la Universidad Johns Hopkins en varias de sus instalaciones. Estas clínicas les ofrecen a los empleados exámenes físicos anuales y otros cuidados básicos sin cargo, señaló el portavoz de la empresa, Jeff Dahncke.

La aseguradora Aetna instituyó sus programas de vida sana hace dos años. En la actualidad, 56% de sus 35,000 empleados participan en ellos.

"Este año hemos expandido los programas para incluir al cónyuge y la familia", dijo el portavoz de la compañía, Fred Laberge.

Los empleados de Aetna y sus cónyuges pueden obtener cada uno 600 dólares al año -en efectivo o en forma de descuento en sus primas de seguro- si demuestran que visitan un gimnasio o hacen algún tipo de actividad física para ejercitarse de manera rutinaria, explicó Laberge.

Los empleados deben someterse a una evaluación de riesgo a fin de calificar para los incentivos, dijo, y agregó que el interés en los programas se ha elevado debido al ambiente económico y la opción de reducir las primas mensuales.

Si no cuidas tu salud, no obtendrás el descuento en la prima u otros incentivos.

En algunos casos, tal como el de los fumadores, algunas empresas les han añadido un "recargo" de entre 10 y 30 dólares a las primas mensuales para motivar un estilo de vida más sano.

De acuerdo con Watson Wyatt, 6% de los empleadores penalizan a sus empleados por no cambiar sus hábitos.

Wood indicó que tanto la editorial Gannett como el proveedor de auto partes TRW Automotive Holdings, ofrecen programas de incentivos que incluyen primas mensuales más bajas para los no fumadores.

Estas penalizaciones parecen funcionar. Mientras que, en general, los costos de cuidado médico se elevan entre un 6 y un 8% cada año, los negocios que penalizan a los trabajadores por su condición médica han disminuido sus costos de cobertura de manera considerable, con un aumento del 0 al 1% en el 2008, dijo Wood.

Al mismo tiempo, Wood increpó a los negocios que multan a los trabajadores sin proveerles medios para cambiar su comportamiento.

Las compañías deben tener cuidado de no discriminar a los empleados con sobrepeso o que no manejan de forma apropiada alguna enfermedad crónica como la diabetes o la hipertensión arterial.

"Imponer multas es una medida efectiva para reducir los costos [de cuidado médico] en los negocios, pero ninguna medida es una varita mágica", afirmó Wood.

"Debes ofrecerle a la gente una alternativa para cambiar sus hábitos", sugirió. Por ejemplo, proponerles a los fumadores un descuento en sus primas si se unen a un programa para dejar de fumar, dijo.

Y ya que los copagos pueden sumarse, otro incentivo es ofrecerles medicamentos genéricos gratuitos a los empleados a cambio de que participen en un programa de tratamiento de enfermedades.

"El mensaje debe ser, ?Si haces esto, se traducirá en primas más bajas para ti' en lugar de ?Serás castigado' ", manifestó Wood.

Aumentar el número de participantes

Seth Serxner, director de Mercer, una consultora global que se especializa en beneficios a empleados, dijo que la clave para tener éxito con estos programas de incentivos es la "participación".

"Históricamente, esto ha sido un reto", comentó Serxner. "Los incentivos de dinero y niveles de prima variables funcionan".

El uso de penalizaciones también gana atención, pero es aún usado con poca frecuencia, dijo.

Por su parte, Serxner afirmó que los métodos más eficaces son los que combinan recompensas -ya sea en efectivo u otros beneficios económicos para los empleados- con la obtención de un mejor estilo de vida.

Wood estuvo de acuerdo.

"La moraleja de la  historia no es que los trabajadores sanos les cuestan menos dinero a las empresas", concluyó Wood. Sino que "cuando mejoras la salud de todos los trabajadores, los costos generales de cuidado médico comienzan a disminuir de manera consistente".

Fuente: CNN Expansión