Desperdicios IMMEX están controlados

Revisa cómo se puede deshacer de los residuos que quedan de las mercancías después de los procesos
(Foto: iStock)
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)

Los desperdicios resultantes de los procesos productivos a los que se someten los insumos, las partes y los componentes importados temporalmente por las IMMEX tienen un tratamiento especial, la empresa simplemente no puede deshacerse de ellos, pues siguen estando bajo dicho régimen.

Así es, estando bajo el régimen temporal deben retornarse al extranjero antes del vencimiento del plazo de permanencia de las mercancías de donde se generaron, de no hacerlo la autoridad podría considerar que se encuentran ilegalmente en el país, lo que traería consecuencias como la omisión de contribuciones.

Si la empresa no puede retornarlos al extranjero, porque no hay quien los acepte, podría destruirlos, donarlos, cambiarlos de régimen e incluso transferirlos a otra IMMEX de servicios autorizada para su reciclaje o acopio, previa observancia de las formalidades aduaneras. 

La IMMEX tiene que conservar dentro de su contabilidad la documentación que acredite el destino de los desperdicios, y registrarlos dentro del control de inventarios que están obligadas a llevar en forma automatizada.

Finalmente, los desperdicios se deducen fiscalmente hasta que son retornados, destruidos, donados o destinados al régimen de importación definitiva.