Exportaciones mexicanas de acero a la baja por aranceles

El aluminio no fue afectado por el gravamen estadounidense debido a que México es deficitario del metal y no lo exporta
 .  (Foto: Getty)
México (Notimex) -

Los aranceles impuestos por Estados Unidos al acero y aluminio ya empezaron a afectar a las exportaciones mexicanas, si bien no se detienen las transacciones, su volumen disminuyó, advirtió el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce).

“No están dejando de realizarse las exportaciones, pero sí está habiendo una disminución; entonces sí se está afectando”, manifestó el director general del organismo, Fernando Ruiz Huarte, en rueda de prensa.

La Comce precisó que no hay cifras precisas de la afectación pues estas se reportan con dos meses de retraso, sí se está vigilando, pues “los comentarios que hemos tenido es que está afectando a la industria”.

LEE: ARANCELES LE RESTARÁN COMPETITIVIDAD AL SECTOR ACERERO: CEFP

Sin embargo, la organización reveló que estos impuestos no afectaron aún al aluminio, en tanto nuestro país no lo exporta debido a que es deficitario de ese metal.

En su opinión, estos impuestos terminarán de estar en disputa una vez que se soluciones las negociaciones del TLCAN.

No obstante, para el director general del Comce es difícil que pueda acelerarse la terminación del TLCAN, pues las posturas de los tres países integrantes (México, Estados Unidos y Canadá) aún están muy lejos y no hay acercamiento en los temas complicados.

“No esperamos que esto avance hasta después de este tiempo, mientras tanto no es preocupante porque seguimos incrementando nuestro comercio exterior y nuestra presencia en Estados Unidos”, resaltó.

A diferencia de lo dicho en días pasados por Graciela Márquez, propuesta como secretaria de Economía por López Obrador, el director general del Comce consideró que no debe aprobarse un TLCAN “light”, sino un acuerdo completo.

Informó que el Comce buscará una reunión con López Obrador o con su equipo, a fin de darle a conocer algunas propuestas, entre ellas impulsar una política de sustitución de importaciones para que México sea más competitivo en productos manufacturados, y seguir con esquemas de simplificación del comercio exterior en operaciones logísticas y aduaneras.