¿Trata de personas en Instagram?

Una investigación periodística descubrió que las redes sociales también pueden ser empleadas con fines delictivos
.
 .  (Foto: iStock)

Las redes sociales pueden ser definidas como un “martillo”, ya que son una herramienta que sirve tanto para construir como para destruir, puesto que permiten interactuar prácticamente con todo el planeta “construyendo” múltiples relaciones, pero su lado oscuro puede implicar una “destrucción” considerable.

Un equipo de la BBC News Arabic realizó una investigación en la que demuestran lo fácil que es encontrar traficantes de personas en redes sociales como Instagram.

Mediante un video, los investigadores aseveran que mujeres que son empleadas como trabajadoras domésticas son vendidas por medio de aplicaciones aprobadas por Apple y Google.

Los investigadores sostienen que estuvieron en contacto y se reunieron con muchas personas que publicaban esos anuncios, y fue así como ubicaron a Fatou, guineana de 16 años de edad a la que buscaban vender por 3,800 dólares.

Horas después a la publicación de la investigación, autoridades de Kuwait afirmaron que convocaron a varias personas que sustentaban estos perfiles en redes sociales. Las autoridades declararon que obligaron a que los anuncios fueran retirados y los implicados tuvieron que firmar un acuerdo en el que se obligan a abstenerse de participar en este tipo de actividades.

Lo preocupante es que por el momento no se vislumbra ningún tipo de sanción para los responsables ni tampoco el que se lleve a cabo una investigación minuciosa para desmantelar esta red de trata de personas.

Instagram declaró que ha eliminado cada día más cuentas diseñadas para el mercado de esclavos y que continuará haciéndolo. Sin embargo, múltiples organizaciones y activistas siguen reclamando que la actuación de empresas como Apple, Facebook y Google en lugar de erradicar este mal, lo fomenta y deben rendir cuentas y poner en marcha medidas más severas para suprimirlo.