Positivo proyecto de Presupuesto 2018: Moody’s

El incremento previsto para las transferencias federales mitigará parcialmente las presiones financieras
 .  (Foto: iStock)
México (Notimex) -

El proyecto de Presupuesto para 2018 reflejó un aumento moderado del 4% en las transferencias federales totales a las entidades federativas, lo cual es un factor crediticio positivo para los estados, consideró Moody’s Investors Service.

De aprobarse, el incremento esperado en las transferencias federales mitigará parcialmente las presiones financieras de 2018 debido a que es un año electoral.

CONOCE POR QUE EL CCE CALIFICA PEF 2018 COMO CONGRUENTE Y RESPONSABLE

La calificadora apuntó que aunque se prevé una disminución de las trasferencias por convenio (etiquetadas para infraestructura principalmente) se espera que las otras trasferencias no etiquetadas crezcan en línea con el promedio histórico, mismas querepresentan aproximadamente el 90% de los ingresos totales de los estados.

Por ello, estimó que dicho incremento evitará parcialmente un aumento en los déficits financieros y la ajustada liquidez de los estados, especialmente en un año en el que se llevarán a cabo elecciones en todos los niveles de gobierno.

LEE: TODOS LOS DETALLES DE LA DISCUSIÓN DEL PEF 2018

Además dentro del monto calculado para transferencias, el presupuesto distinguió: las participaciones (transferencias no etiquetadas), las aportaciones y otras transferencias por convenio (transferencias etiquetadas).

Respecto a las participaciones, se incrementarán en un 8.6% en línea con el crecimiento promedio de largo plazo del 8% o 9%, como reflejo de un crecimiento de la economía entre 2% y 3% para 2018.

Pese a la estimación de crecimiento el presupuesto consideró que contrariamente a las expectativas pesimistas observadas al inicio del año originadas por la incertidumbre respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) las cifras económicas muestran un mejor desempeño al esperado.

Asimismo, las participaciones aumentarán en forma proporcional a la recaudación prevista por el gobierno; mientras que las aportaciones, representan alrededor del 35% de los ingresos totales de los estados y son transferencias etiquetadas con fines específicos de las funciones básicas del gobierno.

Por otro lado, se propuso un incremento del 5.1% de las aportaciones en 2018, un crecimiento menor al 7% promedio registrado en los últimos 10 años y una disminución del 13.8% de las otras transferencias por convenios para financiar proyectos específicos.