E-commerce, ¿momento de gravarlo?

E-commerce, ¿momento de gravarlo?
 .  (Foto: IDC online)

El avance desmedido del Internet ha puesto a los gobiernos a nivel mundial de cabeza, quienes deben ponerse de acuerdo para regular esta materia (prohibiciones, seguridad jurídica y comercio electrónico en sus aspectos funcionales y fiscales), pero de momento eso no ha sido posible.

En este punto Estados Unidos se opone a la aplicación del impuesto al valor agregado (IVA) a las operaciones y servicios por Internet, pues considera que eso obstaculizaría su desarrollo, cuestión no compartida por la Unión Europea, quienes desean que en la compra de productos por europeos, el lugar de imposición sea la Unión Europea y los consumidores absorban el impuesto, pero se exentaría a los compradores no comunitarios.

El problema se acrecenta, toda vez que la posibilidad de adquirir bienes sin pagar el IVA, impuestos estatales o cualquier otro gravamen es uno de los incentivos más fuertes para comprar por Internet, de tal suerte que si se implementaran los impuestos, las ventas se reducirían.

Por ello, en este momento es factible en los Estados Unidos diferir el pago de impuestos por las transacciones electrónicas, y el Parlamento Europeo pretende regular el comercio electrónico a la brevedad, y de alguna manera gravar todas las transacciones, incluso las descargas de música, archivos o programas.

Aunado a lo anterior, China está impulsando el gravamen de estas transacciones, y Alemania también pretende endurecer sus medidas contra esta clase de operaciones.

Nada está escrito, y el dilema es grande, pues el Internet, en apariencia beneficia a los compradores, pero perjudica la recaudación de impuestos de los gobiernos.