¿Viable el seguro de desempleo en México?

Según especialistas la propuesta dejará fuera a trabajadores del sector informal y no garantizará regularización
Seguro de desempleo en créditos hipotecarios
 Seguro de desempleo en créditos hipotecarios  (Foto: Redacción)

Por: Isabel Mayoral Jiménez

La propuesta de crear un seguro de desempleo, incluida en la iniciativa de reforma fiscal, desconoce la realidad del mercado laboral mexicano, al dejar fuera a casi 30 millones de personas que trabajan sin prestaciones y que reciben salarios inferiores a los permitidos por la Ley Federal del Trabajo, aseguraron expertos y legisladores.

El asociado y líder de la Práctica de Consultoría en la firma de asesores laborales Sales Boyoli, Bernardo Martínez, señaló que dado el alto costo patronal de la carga social (aproximadamente 27% del salario) es poco viable que el beneficio del seguro para desempleo incentive a los empleadores informales a regularizar los vínculos laborales.

Por su parte, la senadora por el PRD Dolores Padierna indicó que el gobierno no está destinando una partida presupuestal para financiar este seguro, ya que la iniciativa solo se refiere a los empleados formales - afiliados al IMSS y al ISSSTE - y deja fuera a 30 millones de personas que forman parte de la Población Económicamente Activa (PEA).

De acuerdo al proyecto federal, en caso de que no existan recursos suficientes para el pago de la presatación, el Estado cubrirá los pagos con apoyo del Presupuesto de la Federación.

"Con este seguro del desempleo que garantiza un ingreso por un periodo de seis meses, la persona y su familia podrá subsistir en tanto vuelve a ubicarse en un empleo", comentó el jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El seguro por desempleo se otorgaría durante un máximo de seis meses y podría ser hasta por 50% del último sueldo, con un máximo de de 10 salarios o un salario mínimo como piso. Además, se otorgaría de forma decreciente, ya que a partir del tercer mes será solamente un salario mínimo, a fin de inducir a la gente a volver a encontrar una fuente formal de empleo, seguir cotizando y aportando.

El socio del despacho Sales Boyoli, Bernardo Martínez, destacó que si bien el propósito de un seguro para el desempleo es siempre plausible, en el caso de México se trata de una iniciativa con claroscuros, ya que al no existir este beneficio en el país ha contribuido para que la tasa de inactividad laboral sea de las más bajas en comparación con países desarrollados.

Con información de CNN Expansión