Comunes y muy frecuentes los accidentes laborales

En México se registran cerca de medio millón de percances en el ámbito productivo, según datos de la UNAM y la OPS
Accidentes, la primer causa de muerte en menores de 29 años
 Accidentes, la primer causa de muerte en menores de 29 años  (Foto: Redacción)

Cada año en el mundo se reportan en promedio más de 330 millones de accidentes y 160 millones de enfermedades de trabajo, de hecho por estas causas –anualmente- se registran en el planeta más de dos millones de fallecimientos, además de que el subregistro de esos padecimientos en América Latina es superior al 90%, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En un comunicado, Rodolfo Nava Hernández, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM, detalló que en 2012 el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró 434,600 accidentes, y 4,853 enfermedades de trabajo, entre los 15 millones 671,553 trabajadores afiliados al organismo.

En ese mismo año, la institución otorgó 18,569 incapacidades permanentes y registró 1,534 defunciones por estas causas; el 21% fueron padecimientos respiratorios y el 28% auditivos por exposición a ruido.

“En total se subsidiaron más de 14 millones de días por los percances, con un costo de cerca de 3,000 millones de pesos”, apunta el comunicado.

El especialista recordó que los accidentes ocupacionales ocurren de manera repentina, en tanto que los males relacionados con el trabajo productivo aparecen tras una exposición prolongada a diversos factores de riesgo.

En términos jurídico, el artículo 123 constitucional establece que, en cualquier circunstancia, los responsables de los accidentes y las enfermedades laborales son los patrones, por lo que estos tienen la obligación de instrumentar medidas de prevención.

A su vez, la Ley Federal del Trabajo (LFT) prescribe que los patrones deben informar a los asalariados de los factores de riesgo a los que están expuestos, los daños que éstos pueden causar y las medidas preventivas que pueden aplicar.

“Actualmente, en la tabla de enfermedades ocupacionales se reconocen 161. En una propuesta renovada (en la que participó el académico y en manos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social) suman 183, y se integran las actividades expuestas a determinados factores de riesgo”, añadió el documento de la casa de estudios.

Por otro lado, Nava Hernández resaltó la importancia de identificar padecimientos derivados del estrés laboral, causado por jornadas que implican el sacrificio de la vida familiar y personal.

Los síntomas de gastritis, ansiedad, insomnio, cefalea, depresión, agresividad, hipertensión arterial, infartos, conductas antisociales, disfunción familiar, trastornos sexuales y  pérdida del apetito, son sólo algunas de las enfermedades que puede ocasionar el estrés en el ámbito laboral.

“La propuesta de la nueva tabla de enfermedades de trabajo también reconoce los estragos provocados por el acoso laboral o mobbing, que el empleado puede identificar si durante al menos seis meses, y una vez a la semana, es ignorado y excluido por sus compañeros y superiores; es acusado sin justificación de incumplimiento o errores; o es blanco de rumores o calumnias sobre su persona o desempeño”, explicó Rodolfo Nava Hernández.