Propondrán nuevo paquete de reformas laborales

El perredista Ojeda Anguiano presentará un paquete de modificaciones que procuren la estabilidad de los asalariados
 La noción actual de trabajo va a desaparecer  (Foto: Redacción)

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Ojeda Anguiano, informó que en el periodo ordinario vigente presentará una serie de reformas en materia laboral que provean de mayor estabilidad a los asalariados.

El legislador señaló que la meta de crear miles de empleos formales y bien pagados no fue cumplida con la reforma laboral de hace cuatro años, sino el contexto actual es que “los trabajadores laboran sin contrato, bajo el esquema de outsourcing y sin el goce de las prestaciones de ley y seguridad social”.

En relación al pliego de reformas que presentará, se postulará la recuperación gradual del salario, eliminación de las “renuncias en blanco”, certificación patronal y la modernización de los tribunales laborales”.

Lo anterior lo explicó de la siguiente forma: las reformas aprobadas en el 2012 solo sirvieron para agudizar la violación a los derechos de los trabajadores; debido a que la contratación en calidad de outsourcing les permite a los patrones deslindarse sus obligaciones.

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), sostuvo que el empleo continúa incrementándose, pero a costa de la calidad de las fuentes de trabajo; situación que puede verse ejemplificada con lo reportado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ya que el modelo de contratación de la mayoría de los empleadores es bajo el régimen de outsourcing.

En su opinión señaló que “la justicia laboral pronta y expedita no se ha logrado; lamentablemente el trabajador después de muchos años verá el pago de su indemnización mermado y escaso por la inflación”, ello se refleja en “el anuncio del recorte en el gobierno federal y en Petróleos Mexicanos (Pemex) equivalentes a 7,300 millones de pesos sobre 25,000 trabajadores”.

Por lo anterior consideró que “no es nada responsable hacer un recorte de esta índole, sobre todo por las circunstancias en las que los trabajadores quedarán expuestos ante la incertidumbre laboral en un año”.