¿El IFE sigue los pasos de Obama?

El exorbitante aumento salarial de los consejeros electorales, resaltó la necesidad de poner límites a sus percepciones
 .  (Foto: IDC online)

¡Qué importante resulta ser congruente en tiempos de crisis! Así lo demostró el Presidente Obama, quien ?en su primer día de trabajo? congeló los salarios de funcionarios de alto nivel.

En México, las cosas funcionan de otra manera.

A inicios de esta semana, los consejeros del Instituto Federal Electoral anunciaron un incremento de 46% a su salario. La decisión puso el dedo en la llaga de muchos, incluso nuestros legisladores protestaron enérgicamente.

El aumento está apegado a derecho, pues el artículo 41 constitucional expresamente prevé: ?La retribución que perciban el consejero Presidente y los consejeros electorales será igual a la prevista para los Ministros de la Suprema Corte de la Nación?.

A pesar del fundamento jurídico, los funcionarios rectificaron hoy el asunto, dando marcha atrás a su aumento. No podíamos esperar menos. Sin embargo, cabe considerar un dato al margen:

Salarios Máximos, ¿hasta cuándo?

La Cámara de Senadores, aprobó el 13 de marzo de 2007, una iniciativa de reforma a la Constitución Federal. El proyecto propone establecer límites máximos a los salarios de funcionarios de gobierno. Particularmente, la reforma al artículo 127 plantea que los servidores públicos deben recibir un salario adecuado e irrenunciable por el desempeño de su función.

A pesar de no definir lo que debe entenderse por salario adecuado, sí establece la prohibición de recibir una cantidad mayor a la establecida para el Presidente de la República (que acorde con el sitio de Presidencia, asciende a un total neto de $148,015.91 mensuales).

El 15 de marzo de 2007, la Cámara de Diputados recibió esta iniciativa de reforma y hasta la fecha la mantiene congelada.

Sería de esperarse que a partir de este nuevo escándalo, y considerando la cercanía de las elecciones, nuestros legisladores estudien la propuesta con prontitud.

Actualización

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó la citada iniciativa de reforma el pasado 18 de marzo. Sin embargo, deberá regresar a la Cámara de Senadores para que aprueben las modificaciones hechas a la propuesta inicial.