Promueven derechos laborales en Grecia

Promueven derechos laborales en Grecia
 .  (Foto: IDC online)

Desde el pasado 4 de marzo del presente año en varios países de Europa dio inicio el lanzamiento de la campaña "Juega Limpio en las Olimpiadas", campaña internacional para persuadir a las compañías fabricantes de ropa deportiva a que tomen sus responsabilidades seriamente y respeten los derechos de los trabajadores. Algunas empresas cuentan ya con códigos de conducta con los cuales intentan proteger a las personas que trabajan para ellas. Pero a decir de los organizadores de dicha campaña, los derechos son demasiado ignorados por los proveedores presionados para cumplir con las estrategias de más producción en menos tiempo y más calidad a menor costo.

En la campaña se afirma que "?los proveedores de prendas deportivas aceptan con demasiada frecuencia pedidos de última hora forzando a los trabajadores, mayoritariamente mujeres, a trabajar hasta terminar los pedidos; a bajar los precios bajando los salarios; a emplear a personas con contratos a corto plazo y despedirlos a los pocos días sin ninguna seguridad laboral; y a amenazar a los trabajadores con el despido, o despidiéndoles si se asocian a un sindicato..."

Con esta campaña se busca la disminución de empresas de marcas de ropa deportiva que no están respetando los derechos de millones de trabajadores y trabajadoras en todo el mundo para poder llenar las tiendas con los últimos modelos de zapatos deportivos, ropa y accesorios, a precios muy bajos, antes de que comiencen los Juegos Olímpicos en Atenas.

En la campaña participan más de 25 países, los cuales han preparado una gran variedad de actividades para el lanzamiento de carteles y de un informe a las violaciones a los derechos de las trabajadoras sobre todo de maquiladoras en Europa. La campaña es apoyada por organizaciones no gubernamentales, así como por sindicatos y empresas con responsabilidad social.

Las acciones estarán dirigidas contra marcas deportivas como: Nike, Adidas, Reebok, Fila, Puma y ASICS, para que no degraden los derechos de millones de trabajadores de todo el mundo, la mayoría mujeres, en su afán por llenar los escaparates con los últimos modelos para los Juegos de Atenas.