Proyectan fin de sexenio alentador para la economía

El IMEF precisó tres mecanismos que serán clave para la siguiente administración
Enrique Peña Nieto, presidente de México (Foto: Archivo Notimex)
 Enrique Peña Nieto, presidente de México (Foto: Archivo Notimex)  (Foto: Redacción)

La actual administración federal entregará una economía en crecimiento, con disciplina fiscal y mecanismos “disciplinadores” para quien gane las elecciones presidenciales de 2018, destacó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

La presidenta nacional del organismo, Adriana Berrocal González, informó que ante una mejor perspectiva para la economía mexicana, el IMEF elevó por tercer mes consecutivo su expectativa de crecimiento para 2017, ahora a 1.9% desde la estimación previa de 1.7%.

Lo que ha ayudado a este optimismo sobre la economía mexicana es que se espera que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) lleguen a buen puerto, pues el reciente acuerdo sobre la disputa con Estados Unidos sobre el azúcar muestra que México tiene elementos para negociar.

El presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF, Gabriel Casillas Olvera, destacó  que el próximo año la economía mexicana crecerá más que en 2017, por lo que el organismo elevó su estimación a 2.30% desde el nivel previo de 2.20%.

Además de este mayor crecimiento, dijo, la actual administración entregará a quien gane la Presidencia en 2018 un gobierno con mayor disciplina fiscal, pues el remanente de operación del Banco de México (Banxico) ayudará a reducir el nivel de la deuda como proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

Subrayó que quien llegue a la Presidencia de la República enfrentará tres mecanismos “disciplinadores”: las instituciones, los mercados y la realidad, las cuales se impondrán a quien gane los comicios, lo cual será clave para que la economía mexicana siga creciendo.

Primer mecanismo, la “institucionalidad”

Para modificar, por ejemplo, las reformas estructurales es necesario el aval de dos tercios de las cámaras de Diputados y Senadores, así como de la mitad de los congresos locales.

Segundo mecanismo, los mercados

Quien gane la Presidencia en 2018 quiere gastar más o en contra de la ortodoxia económica, simplemente no lo va a poder hacer pues provocaría un desequilibrio, ya que aumentarían las tasas de interés y el tipo de cambio.

Tercer mecanismo “la realidad”

Sería difícil tratar de revertir, por ejemplo, la reforma energética que beneficia a un estado petrolero como Tabasco, que enfrenta una contracción económica de 10%, la tasa de desempleo más alta del país y el municipio más violento.

“Estos tres mecanismos disciplinadores: mercados, las instituciones y la propia realidad se van a imponer a quien llegue y esto va a ser clave para que podamos seguir creciendo”, subrayó Casillas Olvera.

Por su parte, la presidenta nacional del IMEF consideró que el principal logro de la administración actual fue aprobar y después implementar las reformas estructurales, y el reto para la siguiente administración es garantizar condiciones para seguir creciendo en cada una de las áreas que comprenden dicho cambios.