Protección de datos para usuarios de transporte privado

Indispensable revisar tanto las políticas del servicio, como el aviso de privacidad, antes de proporcionar la información personal
.
 .  (Foto: iStock)

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) emitió una serie de recomendaciones para los usuarios de aplicaciones o plataformas de transporte privado como Uber, Cabify o Laudrive, con la finalidad de que sus datos personales estén protegidos.

VISITA: DATOS ¿EL RECURSO MÁS VALIOSO?

El organismo explicó que aun cuando las empresas que desarrollan estas aplicaciones deben contar con medidas de seguridad para la creación de sus plataformas, así como para la selección de las personas que prestarán el servicio, se insta a los usuarios a tomar precauciones adicionales para la protección de sus datos personales, así como de su integridad personal.

Las recomendaciones son:

  • revisar los términos de servicio y política de privacidad: esto permite a los usuarios identificar los datos que recaba la aplicación o plataforma, cómo se utilizan y con quién se comparten.
  • realizar la descarga de las aplicaciones del servicio únicamente desde las tiendas oficiales o desde la página web de la empresa
  • evitar compartir información adicional a la proporcionada a través de la aplicación o plataforma, que se utilizó como medio de contacto con el prestador del servicio
  • no hacer solicitudes de servicios en exteriores, mucho menos con dispositivos móviles en mano y a solas
  • pedir que el punto de recogida sea sobre una avenida principal segura o una esquina concurrida, y no directamente en el domicilio o en el lugar de trabajo del usuario
  • siempre cotejar todos los datos del prestador de servicio que llega
  • informar a un amigo o familiar de confianza al momento que se toma el servicio, así como dar los datos generales
  • eliminar la información de contactos o ubicaciones una vez terminado el servicio
  • En caso de sentirse en una situación de peligro con un prestador de servicio, llamar inmediatamente a los servicios de emergencia del número 911 y a algún contacto de confianza