Advierten fuga de inversión en EU por reforma fiscal

“Tener una tasa tan baja para el ingreso en el extranjero es escandaloso. Crea incentivos terribles” explicó Stephen E. Shay, profesor titular de la Facultad de Derecho de Harvard
 (Foto: iStock)  (Foto: Redacción)
Notimex (Nueva York) -

La reforma fiscal en Estados Unidos, pese a las promesas del presidente Donald Trump de reactivar el empleo en Estados Unidos, “podría hacer atractivo para las empresas poner más líneas de ensamblaje en suelo extranjero”, en especial para industrias como la automotriz y la de maquinaria pesada, advirtió el diario The New York Times (NYT).

LEE: REFORMA FISCAL DE EU, ¿CREARÁ TENSIÓN GLOBAL Y POBREZA?

Detalló que bajo la nueva ley, los ingresos de subsidiarias extranjeras de firmas estadounidenses deberán pagar impuestos en el país que equivalen a la mitad de la tasa aplicada a sus ingresos domésticos, 10.5% en comparación con la nueva tasa corporativa de 21%.

“Básicamente estamos diciendo que si obtienes ingresos en Estados Unidos pagas X, y si obtienes ingresos en el extranjero pagas X dividido por dos”, explicó Kimberly Clausing, economista experta en impuestos de la Universidad Reed, en Portland, Oregon.

Además, la ley creará una exención fiscal para firmas con operaciones en el extranjero. Las empresas no tendrán que pagar más que la tasa mínima en Estados Unidos sobre ganancias que obtienen de plantas o equipos en el extranjero si estos ingresos representan 10% o menos de la inversión total.

“Tener una tasa tan baja para el ingreso en el extranjero es escandaloso. Crea incentivos terribles”, explicó Stephen E. Shay, profesor titular de la Facultad de Derecho de Harvard y funcionario del Departamento del Tesoro durante las administraciones Ronald Reagan y Barack Obama.

El diario puntualizó que “por otro lado, para los mayores fabricantes de automóviles y de maquinaria, los tipos de empresas que Trump prometió atraer a Estados Unidos, algunos puntos porcentuales en ahorros impositivos pueden ser valiosos”.

“Hay muchos grandes mercados minoristas fuera de Estados Unidos. Las nuevas reglas podrían alentar el envío de empleos y fábricas al extranjero”, destacó Steven Rosenthal, un experto del Centro de Política Fiscal.