Gobierno invierte menos en RIF

De enero a junio de este año, el gobierno federal le dio estímulos al RIF por 13,737 millones de pesos
.
 .  (Foto: iStock)

El Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), aquel que vino a sustituir al Régimen de Pequeños Contribuyentes, le cuesta cada vez menos al erario público, de acuerdo con datos de la autoridad fiscal.

De enero a junio de este año, el gobierno federal le dio estímulos al RIF por 13,737 millones de pesos, 10.4% menos, en términos reales, en comparación con los 15,335 millones que se le otorgaron hace un año, de acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Asimismo, los contribuyentes que están adheridos a este régimen pagaron un total de 3,947 millones de pesos, lo que significó un incremento de 15.4% real respecto a los 3,419 millones de pesos que ingresaron a las arcas del gobierno en los primeros seis meses del 2017.

En detalle, el SAT refirió que por concepto del Impuesto al Valor Agregado se recaudaron 2,721 millones de pesos reales; mientras que por Impuesto sobre la Renta, 1,188 millones, y por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios se obtuvieron sólo 36 millones de pesos.

De esta manera, el RIF —que ha sido altamente criticado por el costo fiscal que genera— le costó al gobierno 3.5 veces más de lo que recauda. Si bien sigue significando un gasto fiscal, es menor a lo que costaba en su primer año de implementación, en donde la autoridad otorgó estímulos 8.5 veces mayores a los impuestos pagados.

El Presupuesto de Gastos Fiscales de este año estipula que el gobierno federal otorgará estímulos a los contribuyentes del RIF por 29,979 millones de pesos, lo cual apenas representa 0.12 del Producto Interno Bruto.

En sexto año, se verá mayor recaudación

Si bien en estos cuatro primeros años de aplicación el gobierno le ha otorgado al RIF estímulos mayores a los que recauda, a partir del quinto año se podrá ver un aumento en la recaudación de éste, expuso Manuel Baltazar Mancilla, director general del Instituto México Fiscal.

Lo anterior, agregó, se debe a la manera en que este régimen funciona: durante el primer año de adhesión se le condona al contribuyente 100% de sus impuestos, mientras que en el segundo año 90%, en el tercero 80%, en el cuarto 70% y así sucesivamente.

“Va a ser menor el subsidio y se va a poder observar que el subsidio va a disminuir y el fisco tendrá una mayor recaudación, porque la mayoría de los contribuyentes ya deberá pagar 50% de sus impuestos”, explicó.

Agregó que el RIF ha sido benéfico para los contribuyentes que anteriormente no sabían cómo cumplir con las obligaciones fiscales y, ahora en el régimen, se sienten más cómodos.

“Ha sido un sistema que tiene al contribuyente con más tranquilidad, le ha dado seguridad jurídica y, por otro lado, el SAT puede ampliar su padrón”, indicó.

No ha tenido el efecto deseado

Si bien desde su implementación el RIF ha logrado adherir al padrón de contribuyentes a un total de 5 millones 76,244 pagadores de impuestos, este régimen aún no ha logrado impactar de la manera en que se quería.

“En estos primeros cuatro años, el RIF no ha logrado impactar como estaba estipulado. Si bien es cierto que hay muchos contribuyentes que se adhirieron a este nuevo régimen, también el SAT le cerró la puerta a contribuyentes que estaban en otro régimen y querían saltar a éste”, dijo Luis Alberto Placencia Alarcón, subprocurador de Asesoría y Defensa del Contribuyente de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente.

Explicó que, por ejemplo, hubo contribuyentes que estaban en el régimen general de personas físicas con actividad empresarial que cumplían con los requisitos del RIF y querían migrar a éste; sin embargo, el SAT no lo permitió, ya que su objetivo era enfocar el RIF hacia contribuyentes que estuvieran en la informalidad.

“Tuvimos que irnos a juicios de nulidad. Apoyamos a más de 2,500 contribuyentes para que pudieran migrar al RIF. La autoridad alegaba que el RIF es una modalidad de sistema fiscal sólo para aquellos contribuyentes que apenas empezaban a tener una madurez fiscal, que estaban en la informalidad y los querían convertir en contribuyentes cautivos”, añadió.


Con información de El Economista