Blindan San Lázaro contra cabildeo

Legisladores aprobaron modificaciones al reglamento de la Cámara de Diputados para evitar que agentes externos influyan en las decisiones del Congreso
 Aprobada la reforma a la Ley del Seguro Social  (Foto: Redacción)

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó una reforma al reglamento de San Lázaro con el que se busca que los servidores públicos no lleven a cabo actividades de cabildeo durante el ejercicio de sus funciones.

El dictamen señala que los legisladores o el personal de apoyo no podrán aceptar “dádivas o pagos en efectivo o en especie por parte de persona alguna que realice cabildeo, o participe de cualquier otro modo para influir ilícitamente en las decisiones de la Cámara de Diputados”.

Por su parte, el panista Rubén Camarillo Ortega mencionó que los cabilderos ocasionaron situaciones en las que diputados aceptaron viajes patrocinados por empresas, por lo que es necesario que se avance en los temas de transparencia y rendición de cuentas, “sobre todo, ahora que se discute el paquete económico”.

De igual forma, el perredista Marcos Rosendo Medina Filigrana coincidió que la resolución que se dio tiene el afán de hacer más clara las actividades e impedir que quienes sean servidores públicos o familiares, puedan influir en las decisiones que se toman al interior del Congreso.

“El correcto desempeño de las funciones encomendadas debe ser una constante por parte de los funcionarios a quienes se les delegó una importante responsabilidad”, mencionó el diputado del PRI Dario Zacarías Capuchino.

El dictamen fue aprobado 457 votos y establece que el número máximo de personas acreditadas para realizar dichas actividades de cabildeo en la Cámara será de 20 por cada comisión y dos por cada persona moral inscrita.