México, ¿un país de la paz laboral?

De acuerdo con una académica de la UAM más que paz laboral, los empleados ahora no se sienten con el derecho de inconformarse con sus condiciones de trabajo
 .  (Foto: iStock)

Los estallamientos a huelga disminuyeron en una cifra histórica en los últimos cinco años y medio, y se privilegiaron los derechos de los trabajadores en la conciliación y negociación de conflictos laborales, destacaron en conferencia conjunta Roberto Campa Cifrián, Secretario del Trabajo y Previsión Social; Eduardo Sánchez Hernández, Vocero del Gobierno de la República y José Francisco Maciel Amaya, presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA).

LEE: TRABAJADORES DE CONFIANZA SIN DERECHO A HUELGA: SCJN

Campa Ciprián resaltó que esta administración representa “el mayor periodo de paz laboral del que se tenga registro: 35 meses sin huelgas entre noviembre de 2013 y septiembre de 2016”.

Asimismo, se atendieron 41,522 emplazamientos, de los cuales 22 estallaron en huelga de jurisdicción federal, 12 siguen vigentes, 9 corresponden a otras administraciones y tres a este sexenio.

De manera detallada, 22, 800 de los emplazamientos se refirieron a firma de contrato colectivo; 9,236 a revisión contractual; 8,336 a revisión salarial; y 1,165 a cumplimiento de contratos.

“De los resultados alcanzados, están la consolidación de la paz laboral; el alcance cualitativo y cuantitativo de los resultados obtenidos con relación a la impartición de justicia; las repercusiones económicas que esta actividad de la Junta ha tenido en beneficio de la clase trabajadora; los resultados que se han alcanzado desde la perspectiva de datos duros y; por supuesto las estrategias que se han establecido para llegar a estos resultados, pero sobre todo también para asegurar la mejora continua”, comentó al respecto Maciel Amaya.

No obstante, de acuerdo con la académica de la Universidad Autónoma Metropolitana, Elodie Ségal, probablemente la ausencia de conflictos tiene más que ver con el hecho de que en la actualidad el auge del “compromiso con la empresa” impide que los trabajadores se sientan con el derecho de inconformarse con las condiciones laborales que le ofrecen las organizaciones.