Nuevas medidas de Facebook, ¿censura?

Desafortunadamente miles de personas toman dicha página, como una referencia “de alta credibilidad”
 .  (Foto: Getty)

Las redes sociales han cobrado un papel muy importante en todo el mundo, principalmente en lo que respecta a la información —verídica o no— que en ellas se comparte. Hablando específicamente de Facebook, podemos destacar el tema de las noticias sin fundamento, aquellas que carecen de veracidad y que se propagan con gran rapidez por su propia naturaleza falsa, amarillista y controversial.

Como se mencionó en ediciones pasadas, el dueño de la red en cuestión, Mark Zuckerberg, informó que contrataría a 3,000 revisores a lo largo de este año, mismos que se unirían al equipo ya existente de 4,500 que trabajan en la identificación de contenidos inapropiados, pero ¿qué criterios y soluciones usarán estos revisores?

Si la solución es no permitir su publicación, estaremos frente a una inminente censura ya que en México la libertad de expresión es una garantía que nos otorga la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), contenida en su artículo 6º, donde se contempla la libre manifestación de las ideas, mencionando que ello no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa.

Derivado de la apertura y tráfico de información generado por las redes sociales y con el fin de seguir preservando este derecho, el 11 de junio de 2013 se adicionaron dos párrafos al numeral mencionado donde se prevé el libre acceso a la información: “Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión. El Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet. Para tales efectos, el Estado establecerá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios…”.

Igualmente, la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José) a la que México se adhirió en 1981, contempla en su artículo 13, referente a la Libertad de Pensamiento y de Expresión y el 14 Derecho de Rectificación o  Respuesta, que:

Artículo 13.

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.

 2. El ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la ley y ser necesarias para asegurar:

 a) el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o

 b) la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

3. No se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones.

4. …

5. Estará prohibida por la ley toda propaganda en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional.

Artículo 14. 

1. Toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio a través de medios de difusión legalmente reglamentados y que se dirijan al público en general, tiene derecho a efectuar por el mismo órgano de difusión su rectificación o respuesta en las condiciones que establezca la ley.

Tomando en cuenta que lo anterior corrobora el derecho a la libertad de expresión en México, ¿será que Facebook censurará las publicaciones que ellos mismos consideren bajo sus propios criterios? Si esto sucediera, sería inconstitucional y estarían coartando prerrogativas básicas.

El problema radica en que desafortunadamente miles de personas toman dicha página, como una referencia “de alta credibilidad” sin siquiera ubicar las fuentes que lo difunden, que cabe mencionar, son totalmente independientes a la misma. Se trata de páginas que subsisten gracias a la publicidad que se exhibe en ellas cuando la gente entra para ver alguna nota cuyo título llamó su atención.

Si todos se tomaran el tiempo de revisar que la nota provenga de una “fuente seria”, este tipo de situaciones y medidas de revisión, no tendrían lugar. 

Otro punto a destacar es que la gente genera información a manera de broma, sin ningún fin de lucro, únicamente por diversión y termina siendo difundido tantas veces que cobra credibilidad, entonces, esta información, ¿es responsabilidad de quien la escribe, de la red en la que se difunde o de quien la comparte?

Finalmente, se tendrán que buscar otros medios de regulación que no vulneren la libertad de expresión y que no se contrapongan a lo establecido por las leyes mexicanas.